¿Cómo un tatuaje podría salvar su vida?

Su tinta con biosensores puede detectar desde concentraciones glucosas hasta deshidratación

Científicos desarrollan tatuajes que monitorean la salud

 

Los tatuajes han dejado de ser solo un capricho estético de una parte de la población. Ahora, gracias a los avances científicos y los procesos tecnológicos se han desarrollado los ‘tatuajes inteligentes’, unos modernos dispositivos que se tatúan en el cuerpo y permiten monitorear una serie de datos médicos de quien los lleva.

 

‘Dermal Abyss’ o ‘Abismo Dérmico’ es el nombre dado a este tipo de dispositivos creado por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en colaboración con científicos de la Escuela de Medica de Harvard. Esta forma de tatuajes que se ubican en la piel, es capaz de recoger información médica de quien lo porta, como el ritmo cardiaco, los niveles de glucosa en la sangre, la temperatura corporal y los niveles de deshidratación.     

 

Los novedosos ‘tatuajes inteligentes’ funcionan mediante una tinta que contiene biosensores capaces de reaccionar a determinada información en tiempo real. Los colores de esta tinta pueden cambiar de acuerdo con estímulos identificados en la glucosa, sodio y PH del cuerpo, por ejemplo la concentración de glucosa se expresa en colores verde y marrón, el sensor de PH se detecta cambiando de púrpura a rosa y los niveles de deshidratación se pueden evaluar con luz ultravioleta.

 

DermalAbyss: Possibilities of Biosensors as a Tattooed Interface from Fluid Interfaces on Vimeo.

 

El reemplazo de los wereables

 

De acuerdo con explicaciones de los expertos encargados del desarrollo de los tatuajes inteligentes, estos dispositivos pueden convertirse en la evolución de los wereables diseñados para monitorear la salud de los pacientes. Pese a la funcionalidad de los wearables, aún cuentan con limitaciones que dificultan el óptimo uso de los mismos, como la falta de datos, la poca duración de sus baterías y la compleja lectura de información.

 

Como lo explica Ali Yetisen, uno de los conductores de la investigación de Harvard, “Estos dispositivos (los wereables) no se integran totalmente en el cuerpo, además de que su corta batería y su necesidad de conexión inalámbrica pueden ser un problema".

 

Aunque los tatuajes inteligentes aún no se encuentran disponibles en el mercado, sus prototipos han demostrado que cuentan con la capacidad de ayudar en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades como la diabetes, la obesidad y las migrañas. Además de la tinta especial, se creó una aplicación que recoge y analiza la información obtenida por el tatuaje, lo cual se proyecta como una posibilidad de usarse incluso con astronautas.

 

Estos tatuajes podrán ser temporales o permanentes de acuerdo con las necesidades de cada paciente. No se sugiere un lugar específico del cuerpo donde tendría que estar ubicado el tatuaje. Sin embargo, sus diseños armónicos pretenden integrar a la comunidad científica y artística para trabajar de la mano en las posibilidades que trae consigo este tipo de tecnología.  

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

 

E-Learning

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…