Tijera Molecular: ¿qué es y cómo abre las puertas a la clonación?

Esta técnica abre un mundo de posibilidades para la creación de órganos, la reaparición de especies extintas y miles más

Tijera Molecular: ¿qué es y cómo abre las puertas a la clonación?

Los recientes avances en la ingeniería genética demuestran una vez más que los límites humanos están condicionados únicamente por la imaginación y los sueños. Investigadores de la Universidad de Cambridge lograron remover los retrovirus endógenos porcinos del ADN de las células de 3 cerditos utilizando una técnica denominada Tijera Molecular (CRISPR/Cas9) que no solo tiene la capacidad de separar de las cadenas de ácidos nucleicos de los virus, sino que logra evitar que estos puedan crear copias de sí mismos (autorreproducirse) aun cuando son inoculados nuevamente a células sanas, ya sea en los tejidos animales o en otro receptor que no haya estado previamente en contacto con alguno de los virus.

 

Ventajas de la técnica

 

Mediante la ciencia de la clonación y el uso de células madre se puede pensar en la generación de órganos saludables creados artificialmente para los seres humanos, ya que los cerdos comparten una similitud bastante elevada con el ADN de nuestra especie. Cabe destacar que estos animales son criados en condiciones muy higiénicas y bajo estrictos controles de seguridad microbiana, por lo que no hay preocupación acerca de la incompatibilidad entre estos órganos. Adicionalmente, esta técnica se ha ido refinando con el paso del tiempo, pues el primer artículo científico que mencionó esta técnica surge en el año 1987 con la clonación de la célebre oveja Dolly. La especificidad de la misma permite realizar cada vez con más precisión y certeza los cortes en las cadenas de ADN afectadas o que presenten algún tipo de mutación y la inserción de nuevas cadenas de información genética adecuada o "mejorada" que permitiría en un futuro cercano realizar el tratamiento de enfermedades humanas muy serias.

 

Inconvenientes presentados

 

Hasta el momento, se han resuelto entre distintos problemas, el manejo de las tijeras en el instante de la inserción de las cadenas de información, pero actualmente los investigadores luchan por solucionar el único contratiempo real de la aplicación de esta técnica: las defensas de los organismos en los cuales se emplean las tijeras, ya que los sistemas inmunes producen glóbulos blancos y anticuerpos programados contra la proteína clave del mecanismo. Este fue en principio desarrollado por bacterias para defenderse de virus atacantes: al realizar cortes en el ADN de los virus y guardar fragmentos, podrán ser identificarlos si estos vuelven a invadir. De manera análoga, los investigadores buscan a través de este mecanismo alternativas para el diseño de vacunas y terapias contra un amplio espectro de enfermedades sin consecuencias negativas para las personas o lo animales en los cuales se realicen estos procedimientos.

 

¿Qué sigue ahora? 

 

Hay que tener en cuenta que a pesar de los grandes avances demostrados en esta investigación, la técnica continúa en desarrollo puesto que su eficiencia no es muy alta y el cuidado y desarrollo de los animales no es suficientemente económico para que pueda experimentarse con la libertad que requiere el medio.

 

Estos cerditos son el punto de partida para una mejor calidad de vida y esperanza para aquellas personas que requieren órganos funcionales y saludables sin tener que incurrir en largas listas de espera.

 

 

Latin American Post | Sergio Buitrago

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…