Colombia: Desplome de puente vía Bogotá-Villavicencio

El puente iba a ser entregado en junio como parte de esta importante ruta, su inversión era de aproximadamente 75.000 millones de pesos

Colombia: Desplome de puente vía Bogotá-Villavicencio

Diez personas muertas, ocho heridas de gravedad y dos desaparecidos es el saldo parcial del desplome de un puente vehicular en construcción, que conectaría la capital colombiana con los llanos orientales, informaron los organismos de socorro que aún se encuentran en el lugar de los hechos. El concesionario encargado de la construcción y los organismos de emergencia reportaron, que en el momento del colapso, 20 trabajadores se encontraban en el lugar y cayeron a un abismo de unos 280 metros que se caracteriza por su fauna frondosa.


José Antonio Gaviria, uno de los obreros que se encontraba cerca del lugar, manifestó que una nube de polvo gigante se levantó sobre la zona. Gaviria declaró que gran parte de las víctimas eran soldadores, pues eran quienes en ese momento se encontraban trabajando en la unión del hierro que luego sería cubierto con el concreto. En el momento del desplome, la mayoría de los trabajadores estaba recibiendo una capacitación industrial.


William Valencia Campos, presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, seccional Meta, dijo que esta tragedia es un desastre para la ingeniería local, nacional y mundial “porque un colapso de un puente así no se da todos los días y más aún cuando era un puente que ha sido tan esperado por la región”. Para Valencia Campos, la investigación debe ser lo bastante minuciosa para dar con una respuesta pertinente y exacta.


Estructura del puente


El puente de la quebrada Chirajara estaba en construcción y era una estructura con sistema atirantado de tres luces distribuidas para un total de 458,47 metros de longitud. La estructura se componía de dos torres en forma de diamante, de las cuales salían de cada 13 pares de tirantes hacia los extremos y 19 pares de tirantes hacia la luz central.


Los apoyos laterales eran estribos del tipo de contrapesos y apoyados en cuatro pilotes de 3 metros de diámetro y 20 metros de profundidad. La sección transversal del tablero estaba conformada por dos carriles de 3,65 metros cada uno, dos bermas de 0,50 metros y andenes de 1,35 metros en los dos costados, con 1 centímetro en cada costado para la instalación de tirantes y labores de mantenimiento.


¿Qué pasará ahora?


Para el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Dimitri Zaninovich, ahora se tendrán que definir las sanciones relacionadas con el evidente incumplimiento de la entrega de la obra, los perjuicios que se generan al Estado por este retraso y -la más importante- por los perjuicios a las familias de las personas que murieron como consecuencia de esta tragedia. Zaninovich asegura que la palabra accidente no puede estar involucrada en esta tragedia, ya que no hay indicios de que fuera esto lo que genero el desplome.


El puente hacia parte de la tercera fase de construcción de la vía que conectaría al centro del país con los llanos orientales. Se preveía su entrega para el mes de junio. Para el Ministro de Transporte, German Cardona, es de lamentar la situación por la pérdida de vidas, y aseguro que el concesionario cuenta con todos los seguros para responder tanto por la obra como por las personas involucradas en la tragedia.


Demoras y complicaciones


Con el desplome del puente se demora la entrega del proyecto de doble calzada de 29 Km, que incluía 45 puentes, 18 túneles, de los cuales ya se habían puesto en funcionamiento varios de ellos. Para el Gobierno, el concesionario a cargo tendrá que responder por las obras y la demora en la entrega. Para los usuarios de la vía, el incumplimiento de esta obra extiende la espera, así como el tiempo de viaje. En una vía, donde los derrumbes y la degeneración de la misma por causas naturales son una constante, situaciones como esta complican el tránsito de mercancía en temporada de lluvias principalmente.


Se esperaba que a partir de junio el intercambio comercial entre los llanos orientales y el resto del país incrementará con razón de la doble calzada. Aún no se estiman perdidas, pero las proyecciones de los arroceros son las más afectadas, ya que con la reducción de tiempo de viaje, se aprovecharía mejor el intercambio comercial de arroz, así como también un incremento en la oferta.

 
La palma de cera y el ganado serán los otros dos grandes rubros, que si bien no ven afectadas sus actividades actuales, si ven perjuicios en las proyecciones que ya habían planificado, así lo asegura José Félix Lafaurie Rivera, Presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (FEDEGAN).


LatinAmerican Post | Carlos Eduardo Gómez Avella
Copy edited by Marcela Peñaloza

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…