América Latina: La segunda región con más embarazos adolescentes

La ONU recomienda a los gobiernos de la zona tomar medidas proporcionales a la situación que aqueja a la población

América Latina: La segunda región con más embarazos adolescentes

Reevaluación de las políticas públicas, prevención y educación sexual, son algunos de los consejos que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le da a las naciones en América Latina debido a la alta tasa de embarazos adolescentes que se presenta en la región.

La cifra es la segunda más alta en el mundo, por detrás de África Subsahariana. Las cifras hablan por sí solas, la tasa de embarazo en adolescentes en Latinoamérica y el Caribe es de 66,5 nacimientos por cada mil niñas entre 15 y 19 años.

Los datos fueron obtenidos por el Fondo de Población de la ONU, organismos que, además, estima que un 15% de todos los embarazos al año en la región ocurre en adolescentes menores de 20 años de edad. Adicionalmente, aproximadamente dos millones de bebés nacen de madres entre los 15 y los 19 años. El número es preocupante y prende las alarmas desde el Río Bravo hasta la provincia de Tierra del Fuego.

Para combatir el alza de esta cifra, la ONU, junto con los órganos a su disposición como la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, realizaron un informe y lo pusieron a disposición de los gobiernos latinoamericanos. En el documento se exponen las diferentes recomendaciones de apoyo a programas que sobre la capacidad de reproducción entre la sociedad que prevenga los encuentros sexuales sin protección.  

Además, el informe detalla las siguientes recomendaciones:

  • Establecer una educación afectiva y sexual pertinente entre los jóvenes.
  • Incentivar el uso del preservativo en el caso de los hombres.
  • Planificar de forma adecuada en el caso de las mujeres.
  • Tener conciencia a la hora de decidir tener relaciones sexuales (que sean de mutuo acuerdo).
  • Capacitar a la población sobre los efectos de un embarazo no deseado y las responsabilidades que un bebé trae consigo. 

Finalmente, el documento resalta la importancia de llevar estos programas principalmente a comunidades lejanas, vulnerables y darles el acceso masivo de métodos anticonceptivos y de aprendizaje sexual.

Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud, expresó que el embarazo adolescente puede traer serias complicaciones de salud en la vida diaria de las niñas. El cuerpo de las mujeres a esa edad no está lo suficientemente desarrollado para crear una nueva forma de vida en su interior.

Además, Etienne aseveró que la salud metal también se ve afectada ya que los traumatismos psicológicos de un embarazo son muy severos para cualquier mujer. En el caso de una niña, tales traumatismos pueden afectarla socialmente para toda la vida. Finalmente, la directora advirtió que un embarazo adolescente en muchos casos conlleva a la mujer y al bebé a caer en la pobreza y en el abandono.

El informe también da a conocer los países latinoamericanos con el índice más alto de embarazos adolescentes:

  • Bolivia
  • Guatemala
  • Nicaragua
  • Panamá, República Dominicana
  • Venezuela

Por último, el estudio también recalca que la mortalidad materna es una de las principales causas de muerte entre las adolescentes y jóvenes del continente americano.

 

Latin American Post | David García
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…