¿Es posible predecir enfermedades cardiacas a través de los ojos?

Un algoritmo de Google permitiría a los médicos identificar el riesgo de sufrir un episodio cardíaco de manera más rápida y sencilla

¿Es posible predecir enfermedades cardiacas a través de los ojos?

El lunes 19 de febrero se publicó un estudio en la revista Nature Biomedical Engineering, en el cual Google y su filial de tecnología de la salud Verily afirman que gracias a un algoritmo basado en inteligencia artificial se puede ver a través de los ojos de un paciente si este tiene el riesgo de sufrir un ataque cardiaco o un derrame cerebral. El algoritmo también permite, gracias al escaneo ocular, analizar datos como la edad y la presión arterial de los pacientes, además de poder descubrir si son o no fumadores.

Las pruebas de esta investigación fueron realizadas a cerca de 280.000 pacientes, con la información de los escaneos oculares y datos médicos generales, se llevó a cabo un análisis que permitió crear un patrón asociativo a los signos de un paciente con riesgo a sufrir de un ataque cardiovascular o un derrame cerebral.

Esta nueva tecnología permite evaluar la relación entre los vasos retinianos y la posibilidad de sufrir episodios cardiovasculares, debido a que la pared interior del ojo cuenta con una gran cantidad de vasos sanguíneos que pueden reflejar el estado de salud de los pacientes.

Hasta el momento se ha confirmado que la tecnología investigada por los científicos de Google puede acertar con una precisión del 70 por ciento la posibilidad de que una persona tenga problemas cardiovasculares en los próximos cinco años, con los métodos tradicionales para evaluar este tipo de condiciones, como sacar sangre y medir el colesterol del paciente el margen de acierto es de un 72 por ciento, lo que conlleva a que deban realizarse más investigaciones hasta lograr que esta nueva tecnología pueda ser usada en hospitales.

Lily Peng, investigadora principal de este proyecto indicó que aún es muy pronto para sacar conclusiones, además afirma que la precisión de la nueva tecnología aumentará más a medida que se obtengan datos más completos y que descubrir esto es un buen primer paso para posteriormente poderlo validar. Peng manifiesta también que para Google fue una sorpresa los resultados obtenidos, pues predecir la posibilidad de que una persona sufriera de un ataque cardiaco estaba fuera de la investigación original.

La técnica de esta nueva tecnología es generar un “mapa de calor”, que tiene como objetivo presentar la información obtenida de una manera más gráfica para de esta forma predecir un factor de riesgo. Este nuevo método al que Google le está apostando podría ser el inicio de un paradigma, que por medio de la inteligencia artificial evaluaría el estado de salud de una persona.

En un futuro se espera que el algoritmo permita encontrar nuevas formas de analizar los datos médicos de los pacientes sin necesidad de una persona física y con el paso del tiempo los resultados podrán ser más confiables y precisos.

La investigadora Lily Peng sostiene que es probable que desarrollar completamente el algoritmo tarde años y que con el descubrimiento de este nuevo método también llega el reto de utilizar el algoritmo con objetivos diferentes al de identificar riesgos cardiovasculares, como por ejemplo, la investigación del cáncer.

 

Latin American Post | Andrea del Pilar Rojas Riaño

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…