OMS activa alerta de fiebre amarilla en Sao Paulo, Brasil

Durante 2017 se registraron en total 777 casos de personas infectadas, 250 de estos terminaron en fallecimiento

OMS activa alerta de fiebre amarilla en Sao Paulo, Brasil

La Organización Mundial de la Salud (OMS), incluyó a Sao Paulo en la lista de áreas en riesgo de fiebre amarilla, previniendo así a visitantes respecto a las medidas a tomar antes de visitar la región brasileña y alertando a las autoridades sanitarias para continuar tomando las medidas necesarias para el control de la situación. 

De acuerdo a la OMS, en Latinoamérica hay 13 países que cuentan con poblaciones en riesgo de contraer fiebre amarilla. Brasil es una de estas, durante 2017 se registraron en total 777 casos de personas infectadas y 250 de estos terminaron en fallecimiento. Tan solo en el estado de Sao Paulo, el año anterior se confirmaron 13 decesos y en lo corrido de 2018 ya se cuentan otras tres muertes. 

Y es que el brote de fiebre amarilla es difícil de contener en regiones donde la enfermedad es endémica. En el caso de Brasil, las autoridades sanitarias intentan evitar el brote epidémico con una campaña de vacunación que transcurrirá entre febrero y marzo de este año y la cual pretende alcanzar a 19,7 millones de personas en los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Bahía.  Con esta medida se pretende blindar la población y evitar un disparo en las cifras de infectados debido a que se acerca el Carnaval de Rio y con este la llegada de miles de turistas al país. 

¿Cómo detectarlo?

El diagnóstico de la fiebre amarilla puede ser difícil de detectar durante las fases iniciales de la enfermedad ya que sus síntomas pueden confundirse con los propiciados por infecciones o intoxicaciones y el periodo de incubación es de tres a seis días. Esta enfermedad se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados y puede llegar a ser mortal cuando no se está vacunado o no se trata la enfermedad con rapidez. 

Los primeros síntomas que se registran luego de ser picado, son fiebre, nauseas, vomito, dolor de cabeza, dolor muscular y cansancio físico. Si la enfermedad continúa evolucionando en el cuerpo, en tan solo un par de días órganos como el hígado y los riñones se verán afectados y es allí donde la mitad de los pacientes que entran en esta fase tóxica, fallecen en un plazo de 7 a 10 días. 

De acuerdo con información de la OMS, quienes viajan a países donde la enfermedad es endémica pueden importarla a países donde no hay fiebre amarilla. Para evitar estos casos importados, muchos países exigen un certificado de vacunación antes de expedir visados, sobre todo cuando los viajeros proceden de zonas endémicas. Es por ello que la nueva alerta emitida insta a todos los visitantes internacionales que lleguen al estado a contar con la respectiva vacuna de inmunidad. 

Según informes del Ministerio de Salud de Brasil, durante los primeros quince días de enero ya se han confirmado 11 casos en seres humanos y cientos en monos salvajes. El peligro de esto radica en que, si un mosquito pica a un mono infectado, este se contagiará y transmitirá a su vez la enfermedad entre los seres humanos que sean picados por el mismo insecto. 

La OMS indica que un caso confirmado de fiebre amarilla debe considerarse como brote en una población no vacunada, y debe ser investigado exhaustivamente en cualquier contexto, y en particular en zonas donde la mayoría de la población haya sido vacunada. Esta organización también destaca que en 2013 se registraron entre 29.000 y 60.000 muertes a nivel global, causadas por fiebre amarilla.

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo 

Copy edited by Carlos Eduardo Gómez Avella

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…