¿Qué hacer si su hijo sufre de bullying?

Conozca cómo identificar y tratar el acoso escolar

 

En entrevista con LatinAmerican Post, el Doctor Darío Quimbay, psiquiatra de niños y adolescentes en la Clínica La Paz de Bogotá, afirma que el bullying o matoneo es “toda conducta agresiva, deliberada y repetitiva que produce molestia a la persona objeto de esos comportamientos”. De acuerdo con Quimbay, el bullying afecta la calidad de vida y puede llegar a producir trastornos psicopatológicos ya que “el matoneo puede presentarse de forma física, verbal o psicológica en diferentes contextos como el cibernético”.

 

Si bien el bullying es registrado mayoritariamente entre estudiantes, el acoso puede presentarse entre un profesor y un estudiante o viceversa. Adicionalmente, existen otros escenarios en el que se puede presentar el matoneo, como en el hogar, el trabajo, entre otros. Por tanto, Quimbay hace hincapié en que si bien los niños y adolescentes son las victimas más visibles de esta problemática, los adultos no están exentos de sufrir acoso o bullying.  

 

Según la Ley 1620 del 15 de marzo de 2013, expedida por el gobierno colombiano, “el acoso escolar tiene consecuencias sobre la salud, el bienestar emocional y el rendimiento escolar de los estudiantes y sobre el ambiente de aprendizaje y el clima escolar del establecimiento educativo”.

¿Cómo identificar si se está sufriendo de bullying?

 

Según Quimbay, si un estudiante está siendo víctima de bullying puede presentar las siguientes conductas:

 

Evidencia física: El bullying puede ser físico o psicológico. En el primer caso, las victimas usualmente son golpeadas, chantajeadas o humilladas. El/la abusador(a) puede golpear a su víctima dejando señales evidentes como moretones, rasguños, ropa rota, entre otros. Igualmente, la persona que sufre de acoso puede solicitar dinero a sus padres sin ofrecer una explicación lógica.

Adicionalmente, el niño o adolescente puede perder constantemente objetos personales pues puede estar siendo víctima de robo.

 

Fenómenos psicosomáticos: Quienes sufren de matoneo presentan síntomas y malestares de salud como:

  • Alteraciones gastrointestinales
  • Palpitaciones
  • Ansiedad
  • Alteraciones del apetito
  • Alteraciones del sueño, entre otras.

Estas situaciones se presentan debido a la asistencia al lugar en donde son maltratados. Usualmente, los niños o adolescentes se enferman el día anterior o en la mañana como método de protección para evitar frecuentar el lugar en donde son matoneados.

 

Cambio de comportamiento: El niño o la niña se comporta diferente a como usualmente lo hace. Tradicionalmente, las víctimas de acoso escolar:

  • Pierden interés en asistir a la institución educativa
  • Evitan realizar actividades relacionadas con el colegio
  • Bajan el rendimiento escolar
  • No se comunican con sus padres y pares
  • Abandonan sus intereses extracurriculares, entre otros.

Por otro lado, el niño o adolescente puede tornarse agresivo con los miembros de su entorno más cercano como mecanismo de defensa. Sin embargo, es importante resaltar que este cambio puede no ser repentino sino que sucede de forma lenta por lo que es relevante prestar atención a los cambios de humor y conducta para detectar el origen de la transformación.

 

Las consecuencias de ser víctima del bullying incluyen:

  • Ausentismo escolar
  • Bajo rendimiento escolar
  • Trastornos psicopatológicos y psicosomáticos
  • Falta de pertenencia a la institución educativa

 

¿Cómo prevenir el bullying en entornos educativos?

 

Quimbay recalca que al interior de toda institución educativa se debe establecer un Comité Escolar de Convivencia que promueva, prevenga, atienda y siga los mecanismos de defensa y abordaje del matoneo. En el caso colombiano, añade Quimbay, el Comité es obligatorio de acuerdo con la Ley 1620 del 15 de marzo de 2013.

 

Una de las herramientas pedagógicas es el Manual de Convivencia, ya que crea un pacto de buenas prácticas entre todos los miembros de la comunidad educativa. Asimismo, es un mecanismo al cual se recurre en situaciones de conflicto pues evidencia formas de abordar las problemáticas y las respectivas soluciones o sanciones según sea el caso.

 

Las estrategias para tratar el matoneo deben:

  • Ser imparciales, equitativas y justas
  • Reestablecer los derechos vulnerados
  • Reparar los daños causados
  • Establecer medidas de protección en caso de peligro
  • Generar espacios para exponer lo sucedido
  • En caso de ser necesario, informar a las autoridades respectivas (Policía, Fiscalía, Bienestar Familiar)

Latin American Post | Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…