Estados Unidos: nuevo tiroteo enciende polémica por el control de armas

Los demócratas demandan mayor restricción para las armas de fuego luego de lo ocurrido en Florida

Estados Unidos: nuevo tiroteo enciende polémica por el control de armas

El miércoles 14 de febrero, un ex alumno con problemas de comportamiento en una escuela secundaria del sur de Florida regresó al campus poco antes de la hora de salida con un rifle de asalto automático. El hombre inició un tiroteo que dejó al menos 17 personas muertas y 15 heridas, según las autoridades. El alguacil del condado de Broward, Scott Israel, dijo a los periodistas que Cruz había sido expulsado de Marjory Stoneman Douglas High School por razones disciplinarias.

Las autoridades también afirmaron que el sospechoso, Nikolas Cruz, de 19 años, comenzó a disparar afuera del edificio antes de irrumpir en el interior. Cruz usaba una máscara de gas y estaba armado con granadas de humo. De acuerdo con el senador demócrata de Florida, Bill Nelson, el atacante activó la alarma de incendios para atraer a los estudiantes fuera de las aulas. Nelson aseveró que había sido informado por la policía, momentos después de haber iniciado el ataque. Luego de haber atacado a los estudiantes, Cruz se mezcló con la multitud aterrorizada para escapar.

En un comunicado de prensa, las autoridades del condado de Broward reportaron que inicialmente Cruz escapó al inmiscuirse entre la multitud. "Los cuerpos de socorro que respondieron se encontraron con cientos de estudiantes que huían de la escuela. Los investigadores luego se dieron cuenta de que el tirador se había escondido entre la multitud y estaba entre los que se estaban fuera de la escuela", dice el comunicado.

Según la policía, 15 víctimas murieron en la escuela y otras 2 murieron en un hospital

"Ha sido un niño problemático, y siempre ha tenido una cierta cantidad de problemas", dijo un estudiante a WSVN-TV, quien afirmó que el sospechoso previamente le había mostrado imágenes de armas en su teléfono celular. "Me mantuve alejado de él" en la escuela porque "no quería estar con él en absoluto... por la impresión que daba".

El periodista estadounidense Jeff Greenfield, luego de ocurrido el tiroteo, escribió en Twitter: “En el resto del mundo, ha habido 18 tiroteos escolares en los últimos veinte años. En los Estados Unidos, ha habido 18 tiroteos en escuelas desde el 1 de enero, sólo 45 días”.

Este episodio es el octavo tiroteo en masa más mortífero en la historia moderna de Estados Unidos, el tiroteo es el número 7 de los 10 más mortíferos desde 2007.

Republicanos y Demócratas sobre el control de armas

El presidente Trump tuiteó sobre el tiroteo y dijo que había hablado con el gobernador Scott. "Mis oraciones y mis condolencias a las familias de las víctimas del terrible tiroteo en Florida. Ningún niño, maestro ni nadie debería sentirse inseguro en una escuela estadounidense", tuiteó Trump. "Estamos trabajando estrechamente con las autoridades en el terrible tiroteo en la escuela de Florida".

El senador de Connecticut, Chris Murphy, califica constantemente los tiroteos escolares como un "flagelo" e instó a los legisladores a tomar medidas en un discurso en el Senado momentos después de lo ocurrido en Florida. "Somos responsables de un nivel de atrocidad masiva que ocurre en este país con un paralelo cero en ningún otro lado", decía ante el pleno del Senado. “Como padre, me asusta a muerte que este cuerpo legislativo no tome en serio la seguridad de mis hijos”, dijo fervientemente ante aplausos principalmente de la bancada demócrata.

Para los demócratas, los líderes republicanos responden a los disparos con “pensamientos y oraciones”, como lo hicieron después de otros tiroteos; por ejemplo, el del club nocturno Orlando Pulse o el del aeropuerto de Fort Lauderdale. Como partido, los republicanos se han mantenido firmes en contra de imponer la mayoría, si no todas, las medidas de control de armas.

Los demócratas también ofrecieron apoyo simbólico, pero también sugirieron algo más. "Esperando y orando por la seguridad de las víctimas de los disparos de hoy en Parkland", dijo el representante David Richardson. "Puede que aún no sepamos todos los detalles, pero sí sabemos que estos ataques nunca deberían tratarse como un día más en Estados Unidos", manifestó el representante en un comunicado de prensa.

El senador republicano de Florida Marco Rubio y el gobernador Rick Scott se apresuraron a condenar el horrible tiroteo escolar ocurrido en su estado el miércoles por la tarde, ofreciendo oraciones. Sin embargo, ambos hombres tienen una historia de cercanía con los defensores de armas, recibiendo calificaciones "A+" y respaldo de la Asociación Nacional de Rifles antes de sus respectivas elecciones en 2014 y 2016. La distinción está reservada "para legisladores que tienen excelentes registros de votación en asuntos de la Segunda Enmienda y que han luchado vigorosamente para promover y defender el derecho a guardar y portar armas".

El representante demócrata Jim Himes, de Connecticut, condenó el tiroteo y comentó para CNN que las respuestas de los legisladores a este tipo de incidentes se han convertido en rutina, "el patrón será perfectamente predecible. Habrá un momento de silencio. La gente deseará a todos pensamientos, oraciones y simpatía por las víctimas, y luego el Congreso de los Estados Unidos no hará absolutamente nada". Himes condenó el estancamiento en el debate armado.

Nancy Pelosi, líder de la minoría de la Cámara de Representantes, tuiteó sus pensamientos sobre las víctimas y dijo que el Congreso tiene una "responsabilidad moral de tomar medidas de sentido común para evitar la tragedia cotidiana de la violencia armada en las comunidades de todo Estados Unidos".

Incluso, el entrenador del equipo de la NBA Golden State Warriors, Steve Kerr, hizo un llamado a los políticos, a la Asociación Nacional del Rifle y al presidente Trump antes del juego contra los TrailBlazers. “Bueno, nada se ha hecho”, dijo Kerr. “No parece importarle a nuestro gobierno que los niños sean asesinados a tiros día tras día en las escuelas. No parece importar que las personas reciban un disparo en un concierto, en una sala de cine. No es suficiente, aparentemente, para mover nuestro liderazgo, nuestro gobierno, las personas que dirigen este país para que realmente hagan algo. Eso es desmoralizador.”
 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…