¿Por qué renunció el presidente de Sudáfrica?

Jacob Zuma enfrenta más de 800 acusaciones por corrupción, pero ninguna imputación formal

¿Por qué renunció el presidente de Sudáfrica?

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, renunció a su cargo tras las presiones de su partido, el Congreso Nacional Africano (CNA). A pesar de expresar su desacuerdo con su dimisión, Zuma fue objeto de presiones por parte del CNA que le había pedido formalmente al mandatario que abandonara su mandato.

Durante una reunión de trece horas sostenida en la capital del país, Pretoria, el vicepresidente y líder de CNA, Cyril Ramaphosa, buscaron una salida negociada, pero Zuma no parecía estar dispuesto a dejar el poder. El ahora expresidente propuso que le permitieran mantener el cargo de tres a seis meses más mientras dimite, pero el CNA se negó.

El mismo Cyril Ramaphosa podría asumir la presidencia de su país que está sumido en una crisis fiscal debido a que la deuda es del 51% del producto interno bruto. De hecho, la deuda aumentó un 20% desde 2009 cuando Zuma inició funciones. 

Los escándalos

Una vez finalizado el apartheid, el CNA fue legalizado. Sus líderes, entre ellos Nelson Mandela y Jacob Zuma, pudieron ejercer cargos públicos y presentarse a elecciones, esto en 1994. El CNA ganó en 1994 y Mandela fue presidente. El partido ha mantenido el poder desde entonces. 

Ya en 2009, cuando Zuma se presentó y fue elegido, lo que los anteriores gobiernos construyeron fue lentamente destruido. Debido a un gasto desmedido de su gobierno fue que aumentó la deuda. 

Una de las 800 acusaciones en contra del presidente fue que malversó fondos públicos para remodelar su casa de campo en Nkandla; en 2014, alrededor de 23 millones de dólares fueron destinados para este fin. 

Otro de los grandes escándalos fue en 2005 luego de que se dictara una sentencia de 15 años de prisión a Schabir Shaik por corrupción. Shaik fue asistente financiero de Zuma desde 1900 cuando el segundo fue nombrado presidente del CNA. 

Durante su sociedad, Zuma recibió US$154.000 de Shaik para cancelar las deudas impagas del primero, a la vez que solicitó sobornos de la compañía de armas francesa Thomson-CSF. Por esta razón, el entonces presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, expulsó de su gabinete a Zuma. Aunque los 783 cargos en contra de este fueron retirados, en 2017 la Corte Suprema sudafricana los readmitió. 


Quizás el caso más sonado que ha metido en aprietos a Zuma fue el de Fezekile Ntsukela Kuzwayo, quien durante el apartheid fue violada por el político. “Khwezi”, como se le decía a la activista del sida, compartió prisión durante 10 años en la isla Robben con Zuma. 

Durante el juicio en 2005, la defensa del actual presidente alegó que la relación fue consensual y reconocía que el acusado estaba consciente de que Khwezi era VIH positiva; por lo que luego de la relación sexual, este tomó una ducha para reducir las posibilidades de contagiarse. Zuma fue finalmente absuelto de los cargos y Khwezi tuvo que exiliarse s hacia los Países Bajos. En 2016, ella murió a la edad de 41 años. 

 

LatinAmerican Post | Iván Parada Hernández

Copy edited by Susana Cicchetto 


 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…