ONU: las consecuencias del millonario recorte de EE.UU. tras el voto sobre Jerusalén

El país norteamericano es el mayor contribuyente financiero y aporta el 22% del presupuesto total anual de la ONU

 

Nikki Haley, US embassador to the UN
Nikki Haley, US embassador to the UN

 

Luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU votara a favor de la petición egipcia que pretendía dejar sin efecto legal la decisión de Washington de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, Estados Unidos anunció un recorte de 285 millones de dólares en el presupuesto anual de la Organización.

 

El secretario General de la ONU, Antonio Guterres, solicitaba un total de 5.400 millones de dólares para el presupuesto del ejercicio 2018-2019, pero la Asamblea General solo aprobó 5.396 millones. Aunque la decisión no corresponde a una medida directa del gobierno de Trump, sí se interpreta como respuesta del país frente a la pasada votación de la Asamblea sobre el estatus de Jerusalén, donde la embajadora estadounidense Nikki Haley, manifestó que la ONU recordaría la votación que condenó la decisión de Estados Unidos, al momento de solicitar contribuciones monetarias.

 

“Recordaremos este voto cuando seamos llamados una vez más a otorgar el mayor aporte del mundo para el presupuesto de la ONU y cuando otros países nos llamen, como suelen hacerlo con frecuencia, invitándonos a pagar más y usar nuestra influencia en su beneficio”. Con estas palabras Haley se refirió hace unas semanas ante la Asamblea General de la ONU, haciendo uso del veto para inhabilitar la votación que pretendía anular la condición de Jerusalén como capital de Israel

 

El comunicado por el cual se dio a conocer el recorte no especificó si éste traería alguna clase de consecuencias para la ONU. Sin embargo, señala que la medida servirá para controlar “la ineficiencia y el gasto excesivo” de la organización que ya era “bien conocido”.  EE.UU. provee el 22% del presupuesto anual de la ONU y es el mayor contribuyente financiero de la organización. Así, Nikki Haley manifestó también que la “histórica reducción de gastos -sumada a otros muchos movimientos para hacer una ONU más eficiente y responsable- es un gran paso en la dirección correcta". Este año EE.UU. ya había recortado 600 millones de dólares en el presupuesto de las operaciones de paz de la ONU, el cual está desligado del monto dispuesto para las funciones operativas de la organización. Estos recortes, apoyados por Guterres, forman parte de una propuesta que busca reformar la burocracia y mala gestión de la ONU.

 

Otros 10 países podrían reconocer a Jerusalén como capital

 

De acuerdo con un comunicado realizado por la viceministra de Asuntos Exteriores de Israel, Tzipi Hotovely, al menos otros 10 países estarían contemplando reconocer a Jerusalén como capital de Israel, siguiendo así la decisión de EE.UU. y Guatemala, nación que el pasado domingo 24 de diciembre, se convirtió en la primera en ratificar la postura de EE.UU. y anunciar el traslado de su embajada hacia Jerusalén.

 

Aunque Hotovely no otorgó detalles respecto a cuales son los 10 países que desean sumarse a la decisión de EE.UU., se cree que podría el listado podría incluir a Filipinas, República Checa, Rumania y Honduras, naciones que se abstuvieron durante la votación de la Asamblea General de la ONU para rechazar el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel.    

 

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…