Mnangagwa: el futuro incierto de Zimbabwe

Emmerson Mnangagwa es el nuevo presidente provisional de Zimbabwe que pone fin a la era de Mugabe.

Mnangagwa

Al sur del continente africano con un población de 12 millones de personas se encuentra Zimbabwe, un país que ha liderado las noticias a consecuencia de un golpe de estado no violento al dictador Robert Mugabe. Mugabe llegó al poder a través de la Unión Nacional Africana de Zimbabwe - Frente Patriótico (ZANU-PF) y con ella gobernó el país por 37 años. Esta nación ha sido calificada como la de menor índice de desarrollo humano en el mundo e incluso una de las más pobres bajo el mando de Mugabe, que pasó de ser un campeón de la lucha contra el gobierno de la minoría blanca a un dictador que terminó destruyendo la economía y violando los derechos humanos.

Luego del arresto domiciliario por parte de un grupo de militares a Robert Mugabe y su esposa Grace, el Parlamento de Zimbabwe junto al partido oficialista ZANU-PF y secundado por el partido opositor Movimiento por el Cambio Democrático (MCD)  estaban listos para dar inicio al proceso de juicio político hacia Mugabe cuando el veterano líder renunció a través de una carta hacia el presidente del Parlamento, Jacob Mudenda: "Yo, Robert Mugabe entrego formalmente mi dimisión como presidente de la República de Zimbabwe con efecto inmediato".

Con la renuncia de Mugabe, el futuro de Zimbabwe más que esperanzador toma un camino incierto. El Comité Central del ZANU-PF ya había votado a favor de la destitución del mandatario líder permitiéndole así al ex vicepresidente Emmerson Mnangagwa asumir la jefatura de Estado. A la dinámica política de Zimbabwe se le suma la “letal Grace”, la controvertida primera dama Grace Mugabe también se encontraba lista para posicionarse como sucesora al liderar una facción del partido.

Emmerson Mnangagwa se convirtió el pasado viernes 24 de noviembre en el nuevo presidente provisional de Zimbabwe poniendo fin a la era de Mugabe. La duda yace en si el nuevo mandatario será diferente del anterior ya que no es un secreto que Mnangagwa carga con un oscuro pasado y la salida de una dictadura no siempre se traduce en la entrada de un líder democrático.

Mnangagwa, quien en un momento fue aliado y personaje clave para la permanencia de Mugabe en el poder, había sido destituido como vicepresidente y por ende huyó del país hasta ahora, que asciende al poder como el nuevo mandatario de Zimbabwe. Mejor conocido como el temible “Cocodrilo” Mnangagwa es un político inteligente y despiadado desde su inicios en las guerrillas independentista contando con el apoyo de los militares de cuando era Ministro de Defensa hasta hoy como la cabeza del partido en el poder ZANU-PF. En la ceremonia de juramentación, Mnangagwa prometió servir al país y a la Constitución así como proteger y promover los derechos del pueblo de Zimbabwe.

Con una promesa de una nueva democracia para Zimbabwe por parte del nuevo presidente termina el periodo de casi cuatro décadas de una nación hundida en la hiperinflación, pero aún es pronto para cantar victoria. ¿Emmerson Mnangagwa será capaz de llevar el tan anhelado cambio que el país pide y necesita?

 

Latin American Post | Diana Ramos

Copy edited by Laura Rocha Rueda

Artículos relacionados Mundo

Artículos relacionados Entretenimiento

Pauta nueva

E-Learning

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…