Colombia: Tres temas para seguir durante la presidencia de Iván Duque

El proceso de paz, la economía y su postura frente a las luchas sociales determinarán el curso del gobierno del presidente electo colombiano

Colombia: Tres temas para seguir durante la presidencia de Iván Duque

La elección de Iván Duque como presidente de Colombia supone un giro en varios aspectos de la política. Durante la presidencia de Juan Manuel Santos se desarrolló el proceso de paz con la guerrilla de las FARC como eje fundamental, y ahora, la llegada al poder de un considerable opositor a los acuerdos puede poner en tela de juicio el futuro el país.

Read in english: Colombia: Three issues to follow during the presidency of Iván Duque

La amenaza al proceso de paz puede ser la mayor incógnita que trae el gobierno del presidente entrante, pero no la única. En lo que respecta a la economía, los rumores de la adopción del fracking como parte de la política energética del país y la insistencia con la llamada ‘economía naranja’ que promovió el candidato del partido Centro Democrático dictarán el rumbo de los mercados colombianos durante su mandato.

Lea también: La última estrategia para conquistar votantes: Presentar el gabinete de ministros

  1. El futuro del proceso de paz

La implementación de los acuerdos de paz suscritos en el año 2016 por el presidente Juan Manuel Santos ha sido más problemática de lo que se esperaba. No sólo fue necesario firmarlo y pasarlo por el congreso con la opinión pública en su contra, tras la victoria del ‘no’ en el plebiscito que iba a determinar su puesta en práctica, sino que también se ha enfrentado a considerables desafíos habiendo entrado en vigor.

Las disidencias de las FARC son fuente de preocupación para las fuerzas públicas, pues continúan delinquiendo en las regiones rurales del país, sumado a la operación continua de las mafias narcotraficantes, que se esperaba fueran desapareciendo posterior a la implementación de los acuerdos, han sido los argumentos del nuevo presidente de Colombia para oponerse a los acuerdos en su condición actual.

Por esto, durante sus meses como candidato, Iván Duque ha hablado en repetidas ocasiones acerca de los cambios que deben llevarse a cabo en materia de paz, un tema fundamental para el electorado. Sus más recientes declaraciones al respecto lo muestran aún férreo en su desacuerdo con lo pactado en La Habana, pero ya ha desistido en su posición de destruir los acuerdos, proponiendo en vez modificarlos.

“Yo siempre he dicho que no se trata de destruir o hacer trizas los acuerdos, pero sí se trata de hacerles modificaciones importantes a aquellas cosas que afectan el Estado de derecho” declaró Duque en entrevista con El Tiempo.

El futuro de la paz en Colombia será sin duda uno de los temas de mayor importancia a seguir durante la presidencia de Iván Duque, pues se muestra como uno de los cambios más radicales que pueden surgir a raíz de su elección. Además, con esto sentará las pautas de la negociación en curso con el grupo guerrillero más grande en la actualidad del país, el ELN.

  1. La economía: ¿Extractiva o naranja?

El tema energético, fundamental para determinar el futuro económico de la nación, fue uno de los temas centrales de la campaña que se acaba. El recién electo presidente ha sido criticado en numerosas ocasiones por lo que se ha percibido como un constante apoyo al modelo económico extractivo vigente, con una alta dependencia en lo que en este momento permanece como el corazón de la economía colombiana, la minería y la extracción petrolera.

Su insistencia en fortalecer el sector petrolero, que él mismo reconoce no tiene por qué ser la vocación económica del país, ha sido criticada principalmente por las implicaciones ambientales que conlleva.

No obstante, además, a Duque se le ha criticado su posición ambivalente frente al tema del fracking, que, aunque no ha promovido explícitamente, no ha descartado del todo.

“Hagamos bien primero la tarea con las fuentes convencionales de hidrocarburos, disminuyendo los costos de transporte, por ejemplo, y luego sí vamos a lo no convencional”, afirmó el ahora electo presidente en debate frente a la Asociación Nacional de Industriales de Colombia, dejando la puerta abierta para el controversial método de extracción petrolera.

También le puede interesar: América Latina: ¿permitir o no el fracking?

En lo que respecta a la promoción de exportaciones y la diversificación de la economía, Duque se ha abanderado del concepto de la economía naranja. Esta incorpora sectores productivos alrededor de la creatividad, cultura, servicios y tecnología, y Duque los considera fundamentales para garantizar el crecimiento del país, independiente de los ciclos en los precios de las commodities, que tanto han condicionado el desarrollo de América Latina.

Será interesante ver la evolución de la economía durante el gobierno de Duque, pues a pesar de promover la economía naranja y la diversificación de la economía, su apego por el modelo extractivo que actualmente define la economía colombiana puede llevarse la atención.

  1. El aspecto social: derechos de minorías sexuales

Iván Duque, a pesar de su alineación política y el corte conservador de su partido, aún evita establecer una posición fuerte frente al tema de los derechos de la comunidad LGBT. Tanto el matrimonio entre personas del mismo sexo, como la adopción por parejas de la misma denominación fueron temas que a lo largo de estas elecciones dividieron a los candidatos.

Sin embargo, el ahora presidente Iván Duque ha evitado revelar mucho acerca de su posición frente el tema, dejando aún muchas dudas al respecto de la agenda que promoverá en materia social durante su presidencia.

En un debate organizado por la revista Semana, durante la primer vuelta de las elecciones presidenciales, mientras todos los candidatos dieron su apoyo al matrimonio de parejas del mismo sexo, Duque contestó a la pregunta respondiendo que apoya ‘la igualdad de derechos patrimoniales y civiles’, una declaración que dificulta esclarecer su posición frente al tema.

Por tanto, el corte social del gobierno de Duque aún está rodeado de incógnitas, particularmente alrededor de este tema, frente al cual el presidente ha permanecido esquivo.

Latin American Post | Pedro Bernal

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…