Guatemala: La lucha por eliminar la corrupción

A pesar de que la situación ha mejorado en relación a años anteriores, las cifras son alarmantes en el país centroamericano

Guatemala: La lucha por eliminar la corrupción

El gabinete presidencial de Guatemala se ha visto manchado por la corrupción una vez más. Tres ex presidentes guatemaltecos han sido condenados por diferentes delitos relacionados con la corrupción. Los ex mandatarios son:

  • Expresidente Alfonso Portillo condenado a prisión en Estados Unidos por lavado de dinero.
  • Expresidente Otto Pérez Molina juzgado por enriquecimiento ilícito, defraudación aduanera, entre otros.
  • Expresidente Álvaro Colom, enjuiciado por peculado y fraude.

Gracias a la investigación de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), se han visto estos resultados. A pesar de que en años anteriores, la corrupción no tenía límites en esa nación, hoy en día no sólo se conocen los casos, sino también los responsables, con la satisfacción de que pagarán por los delitos cometidos.

El más reciente caso fue el del expresidente Álvaro Colom, quien gobernó Guatemala entre el 2008 y el 2012. Colom es procesado por restar del erario público, según la CICIG, de manera fraudulenta, 35 millones de dólares con el fin de establecer un nuevo sistema de transporte en el país. Sin embargo, Colom no fue el único detenido por este delito, ya que las investigaciones también encontraron que nueve de sus más altos funcionarios también tenían conexiones con esta infracción.

Hugo Maúl, director del Área Económica del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, advierte que, las cifras son alarmantes para el Estado guatemalteco ya que las estructuras criminales se están viendo beneficiadas por el organismo público. Lo anterior, se debe a se han financiado diferentes campañas con dinero desde el crimen organizado.

La declaración de Maúl no está tan desligada de la realidad debido a que, el presidente actual de Guatemala, Jimmy Morales, está siendo investigado por corrupción. La investigación se ha desarrollado gracias a la CICIG, como lo expresa Manfredo Marroquín, presidente de Acción Ciudadana: “Yo creo que si hubiera una comisión con tal independencia en cualquier país, se descubrirían cosas como las que se están conociendo”. Estas afirmaciones son apoyadas por los guatemaltecos, quienes consideran que actualmente la política y la economía del país centroamericano están mucho mejor de lo que lo estuvieron en el pasado.

Tan impecable ha sido el actuar de la CICIG, que Morales, actual presidente de Guatemela, hizo una fuerte declaración al asegurar que Iván Velásquez, titular de la CICIG, era una persona no grata para Guatemala. Para su sorpresa, la opinión pública apoya a Velásquez y arremeten contra el presidente, diciendo que es un mecanismo de defensa para que se alargue el proceso de investigación en contra de él. Además, la Corte Constitucional de Guatemala, negó el pedido de Morales de extraditar a Velásquez. La negación deja al presidente muy mal parado y a muy pocos pasos de la cárcel, de acuerdo con declaraciones de Manfredo Marroquín.

La CICIG se fundó en el año 2006 gracias a un acuerdo entre la ONU y el gobierno de Guatemala para erradicar la corrupción en cada ámbito de la sociedad guatemalteca, enfocándose especialmente en sus instituciones estatales.

 

Latin American Post | David García
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…