Camisetas de fútbol falsas: Así está el negocio a punto de iniciar el mundial

Incautaciones de camisetas falsas a través de Latinoamérica demuestran que este turbio negocio está en auge

Camisetas de fútbol falsas: Así está el negocio a punto de iniciar el mundial

El mes pasado, la policía colombiana lanzó una operación a nivel nacional para combatir el contrabando en todo el país, entendiendo que la copa mundial de fútbol que se avecina representa un negocio millonario para los comercializadores de camisetas falsas. En esta operación se decomisaron a través de todo el país más de 16.500 camisetas de fútbol falsas, pero el fenómeno no se limita a Colombia.

Read in english: Fake football shirts: This is the business about to start the World Cup

En operaciones similares en Perú se han alcanzado a incautar por encima de 3.000 camisetas en un solo allanamiento, y en Panamá, las autoridades aduaneras ya están alertadas y entrenadas por las marcas de ropa deportiva para identificar productos falsos inmediatamente.

El fenómeno no se limita tampoco a América Latina. En España, en febrero de este año, se decomisaron 3.123 camisetas falsas avaluadas por encima de los 300.000 euros. Lo que demuestra que, a escala global, las camisetas de fútbol falsas son productos lucrativos para mover a través de las redes de contrabando.

Pero como siempre, ad portas de un mundial de fútbol, los fabricantes y comerciantes de estos productos ilegales redoblan esfuerzos para capitalizar la ocasión. Dos meses antes del mundial de 2014, las autoridades aduaneras chinas confiscaron cerca de 520.000 artículos deportivos falsos con un precio en el mercado de $266 millones de dólares. En total, ese año el gobierno chino decomisó alrededor de 7 millones de artículos falsificados relacionados con el mundial de fútbol.

Este año, la agencia china Xinhua reportó que ya la aduana China detuvo un cargamento con 4.000 artículos falsos de mercancía relacionada con la copa mundial de Rusia.

Lee también: Se acerca Steam Summer Sale, la solución para comprar juegos sin que duela el bolsillo

Pérdidas para fabricantes y federaciones, el caso de Nigeria

Entre las camisetas más esperadas del mundial se encuentra la de Nigeria, inspirada en el diseño que utilizó la selección de este país durante los 90s y fabricada por la marca Nike. La camiseta aún no ha salido a la venta y según la Federación de Fútbol de Nigeria ya ha recibido 3 millones de reservas, algo que de ser verdad rompería récords de ventas para equipos africanos, y que compite con las cifras de algunos de los equipos más grandes de Europa.

Como comparación, el Manchester United, el equipo con más seguidores a nivel mundial, vendió apenas 2.8 millones de unidades de su equipamiento el año pasado.

La fecha de lanzamiento de la camiseta aún no se ha confirmado, lo que ha aumentado la expectativa entre los hinchas de las super águilas. La falta de disponibilidad, sumada al precio de 90 dólares en su versión más básica, la ha puesto fuera del alcance de la mayoría de la población del país, las imitaciones, que se encuentran a la venta desde marzo, han disparado sus ventas.

Las versiones falsas de la camiseta de Nigeria se venden en las calles de Lagos por precios alrededor de los 30 dólares, apenas un tercio del precio de la original.

El vicepresidente de la Federación de Fútbol de Nigeria, Shehu Dikko, opina que la enorme circulación de imitaciones se convierte en una gran limitante para la organización a la hora de negociar contratos con fabricantes de equipamiento.

“Es difícil negociar un buen contrato cuando la gente con la que negocias tiene que preocuparse por las falsificaciones que se venden abiertamente en el mercado” asegura Dikko.

Si bien la camiseta parece haber vendido cifras astronómicas, resulta inevitable pensar que las ventas pudieron haber sido mucho mayores de no ser por la escala del mercado de las imitaciones. Sin embargo, Nike no se ha pronunciado al respecto.

¿Por qué cuestan tanto las camisetas originales?

Uno de los mayores incentivos para la comercialización generalizada de camisetas de fútbol falsas es el considerable precio que estas alcanzan. Las camisetas originales de las selecciones que participaran en el mundial todas rondan los $90 dólares; sin embargo, las camisetas de este precio son replicas, hechas para los hinchas y fundamentalmente diferentes a las que utilizan los jugadores. Para tener una igual a las que sudan los ídolos de la selección es necesario pagar alrededor de $130 dólares.

Este precio pone a las camisetas por encima del poder adquisitivo de muchos en algunos de los países más pobres que participarán en el torneo. Para contextualizar, el salario mensual en Senegal es de $140 dólares, en Egipto es de $380 dólares y en Perú se encuentra alrededor de los $590, lo que significa que, con frecuencia, acceder a una camiseta de fútbol original implica sacrificar una porción muy significativa del ingreso mensual de una persona.

De los $90 dólares que le cuesta al consumidor final una camiseta original de marca Nike o Adidas, que entre los dos patrocinan a 22 de las 32 selecciones en competencia, apenas $12 corresponden al costo de producción. El resto corresponde a costos de distribución, que suman entre $30 y $35 dólares, y el margen de ganancia de la marca, con la que esta paga los contratos con las federaciones de fútbol.

En el caso de las selecciones, los fabricantes del equipamiento pagan anualmente a la federación por el derecho exclusivo de fabricación, y estos suman cifras millonarias. El contrato más caro de todos, el de Alemania con la marca Adidas, cuesta $60 millones de dólares anuales.

 

Latin American Post | Pedro Bernal
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…