Santa Cruz, la capital industrial de Bolivia

Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística de Bolivia, la economía del departamento de Santa Cruz representó en el año 2016 el 28,93% del total del país

 

El departamento de Santa Cruz, ubicado al este de Bolivia y que el 24 de septiembre de 2017 cumplió 207 años, es considerado el centro industrial del país. Actualmente es uno de los departamentos que más aporta al PIB, y es la base empresarial boliviana. El progreso de este departamento empezó con la estrategia llamada “la marcha del oriente”, y con el plan Bohan de 1942, el cual adaptó, ente otros planteamientos, romper con la dependencia absoluta de la minería, diversificar la economía nacional, buscar el abastecimiento alimentario e impulsar un modelo agroindustrial. Todas estas metas fueron recogidas del memorándum de 1904. Este proyecto fue apoyado por el Gobierno estadounidense con el fin de desarrollar el sector social y económico del país andino.

Desde mediados del siglo pasado, Santa Cruz ha venido experimentando un proceso de desarrollo vertiginoso, que ha hecho que este departamento sea un pilar en la economía nacional. El documento de CAINCO “Desafíos del S. XXI” identifica cuatro factores primordiales:

  1. El descubrimiento y producción de recursos hidrocaburíferos.
  2. La vinculación de la economía cruceña con el resto del país y del mundo.
  3. La expansión de producción agrícola y agroindustrial.
  4. Un esquema eficaz de planificación y ejecución de obras públicas.

Santa Cruz se caracteriza por su dinamismo económico y porque cuenta con el modelo productivo cruceño que tiene tres cualidades importantes en la actualidad: es económicamente viable, socialmente inclusivo y ambientalmente sostenible.

Las principales áreas de inversión del departamento de Santa Cruz son: la agropecuaria, la minería, los hidrocarburos, la infraestructura, el área comercial, forestal y la industria. Para los inversionistas resulta muy interesante esta región, ya que cuenta con un mercado interno que requiere ser abastecido, pues es el departamento de Bolivia en el que hay mayor volumen, valor y diversidad de exportaciones.

Sin embargo, y a pesar de todos estos productos, Santa Cruz se caracteriza por la agricultura. Esta región produce y exporta derivados de la soja, el algodón, la azúcar blanca refinada, el aceite de girasol, entre otros. Gracias a esta actividad económica, se empezaron a abrir puertas en otras actividades como el comercio, la industria de los hidrocarburos y los servicios entre los que se encuentran principalmente las comunicaciones, el transporte y la logística.

Recientemente, el turismo es una de las actividades en la que los inversionistas están incursionando y en la cual se han visto resultados bastante positivos debido a que es una región rica en variedad tanto geográfica, como vegetativa y climática Por estas razones Santa Cruz cuenta con valles, selvas y chaco. Además de que existen diferentes grupos étnicos, ruinas y centros de diversiones que atraen cada vez a más turistas.

Se puede decir que Santa Cruz es una región prospera a la que se debe seguir apoyando y de la cual se debe tomar ejemplo para construir una base económica sólida en los demás departamentos del país y a nivel internacional. De esta manera, se podría resolver los problemas que afectan las condiciones de vida de sus habitantes y satisfacer las necesidades de la comunidad en general.

 

Latin American Post | Andrea del Pilar Rojas Riaño

Copy edited by Santiago Gómez Hernández

Pauta artículos footer

Artículos relacionados Economia

E-Learning