Las Vegas: "La peor masacre cometida en Estados Unidos"

El hecho ha revivido el problema con la segunda enmienda

Las Vegas:

Más de 50 personas fueron asesinadas y más de 500 heridas; las víctimas fueron transportadas a diferentes hospitales de Las Vegas. Los hechos sucedieron cuando un hombre abrió fuego contra una multitud que disfrutaba un festival de música country en la noche del domingo. Para las autoridades del estado de Nevada, e incluso para oficiales estatales, es la peor masacre cometida en la historia moderna de Estados Unidos.

Después de numerosas llamadas a la línea de emergencia, la policía activó un plan que ubicó rápidamente al sospechoso. Este se encontraba en el piso 32 del hotel Mandalay Bay, que se ubica cerca a la zona donde se realizaba el festival de música. En la conferencia de prensa con el Sheriff de Las Vegas, Joseph Lombardo, estableció que hay oficiales de la fuerza policial entre los muertos, así como el autor de la masacre, quien al parecer se suicidó antes que un equipo de fuerzas especiales pudiera entrar a la habitación donde se encontraba.

Para los asistentes al festival de música, la noche ocurría de forma tranquila y cuando empezaron a ver los destellos de luces, pensaron que se trataba de fuegos artificiales que hacían parte del espectáculo. Uno de los asistentes al concierto, al hablar con la prensa, aseguró escuchar múltiples ráfagas que paraban y volvían a iniciar; dice haber escuchado esta acción por lo menos durante cinco minutos.

Lombardo también aclaró que los rumores que circulan en redes sociales son falsos y que no hubo más atacantes. Como medida preventiva, las autoridades ocuparon la avenida principal de Las Vegas, parte de la interestatal 15 y el aeropuerto y el espacio aéreo fueron cerrados temporalmente. Con el pasar de las horas, el aeropuerto ha retomado su actividad paulatinamente.

Mientras tanto, Congresistas estadounidenses han dado su sentido pésame a todas las víctimas a través de las redes sociales. Para muchos, estas acciones son inservibles, ya que, según varios ciudadanos, lo que el país necesita es una reforma en cuanto a la posesión de armas. Varios argumentan que masacres de este calibre se pudieron haber evitado quitándole la posibilidad a personas, sin importar edad, etnia o estado mental, la posibilidad de adquirir cualquier tipo armamento. Cuando los senadores, la mayoría republicanos, son confrontados con el tema desde la masacre, estos han hecho afirmaciones como “es muy pronto para hablar sobre el tema”. 

El nombre del presunto autor es Stephen Paddock, un hombre de 64 años originario de Mezquite. En la habitación donde fue encontrado el sospechoso también fueron encontrados 19 armas, entre ellas rifles de largo alcance, así como suficiente munición para realizar un ataque terrorista. La policía inmediatamente inició la búsqueda de una mujer, Marilou Danley, quien presuntamente acompañaba a Paddock. Se ha podido establecer que la pareja se encontraba en el hotel desde el 28 de septiembre. A pesar de la búsqueda de la mujer, se cree que el atacante lo realizó por cuenta propia, aunque el grupo extremista Estado Islámico ya reclamó la autoría del ataque, pero para las agencias federales de investigación aún no se puede establecer si hay conexión o no entre el atacante y el grupo terrorista; primero se debe encontrar la motivación que suscitó el hecho para considerarlo como tal.

Erick Paddock, hermano del atacante, habló ante los medios de comunicación y mencionó que la familia está atónita con lo sucedido y que colaborarán de la manera más eficiente posible para encontrar las razones que llevaron a este fatal desenlace.

 

 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…