Guatemala: ¿por qué es importante el hallazgo de la mega-ciudad Maya?

A principios de febrero de este año, se anunció el descubrimiento de una red de 60.000 estructuras mayas antiguas en la selva guatemalteca 

Guatemala: ¿por qué es importante el hallazgo de la mega-ciudad Maya?

Más de 30 científicos y arqueólogos de las instituciones académicas más prestigiosas del mundo y la fundación PACUNAM, organización guatemalteca sin fines de lucro que fomenta la investigación científica, el desarrollo sostenible y la preservación del patrimonio cultural, encontraron en la selva de Guatemala casas, palacios, carreteras elevadas y fortificaciones de defensa maya que habían permanecido escondidas durante siglos.

En la investigación se utilizó una nueva tecnología que está revolucionando la arqueología: llamado LiDAR, por ser las siglas en inglés para Laser Imaging Detection and Ranging (Detección y medición de imágenes con láser), este dispositivo permitió determinar la distancia desde un emisor láser hasta una superficie usando un haz de láser pulsado, además de remover digitalmente los árboles. Así, se revelaron las ruinas de esta civilización precolombina para posteriormente crear imágenes tridimensionales detalladas de los hallazgos.

Los investigadores escanearon más de 2.100 km² de la selva de Guatemala, en el departamento de Petén, donde se encontraron las estructuras mayas. Los resultados de esta investigación muestran que además de estructuras desconocidas, había redes de super carreteras que conectaban centros urbanos, terrazas para la agricultura, canteras y sistemas complejos de irrigación, que permitieron alimentar a los trabajadores que construyeron las grandes ciudades ahora descubiertas.

El estudio reveló también la localización de una pirámide de 30 metros de altura, identificada como el cerro natural de Tikal, una de las ciudades mayas más investigadas y ahora se cree que es mucho más grande de lo que se estimaba. El centro urbano “El Palmar” también resultó siendo 40 veces más grande de lo que mostraban los mapas anteriores.  Además de todos los hallazgos anteriormente mencionados, con esta investigación se reveló que miles de fosas han sido excavadas por saqueadores.

Este estudio es tan solo la primera fase de la Iniciativa PACUNAM LiDAR, un proyecto de tres años que realizará escaneos en más de 14.000 km2 de las Tierras Bajas Mayas de Guatemala.

Este estudio es tan solo la primera fase de la Iniciativa PACUNAM LiDAR, un proyecto de tres años que realizará escaneos en más de 14.000 km2 de las Tierras Bajas Mayas de Guatemala. Hasta ahora el proyecto ha mapeado 800 millas cuadradas de la reserva, pero según Estrada-Belli, uno de los arqueólogos que trabajan en esta investigación, analizar los datos para que sean completamente entendidos podría tomar hasta 100 años.

Este tipo de estudios son importantes, pues permiten que se conozcan las actividades pasadas que varían de región a región, también permite conocer la multiculturalidad presente desde hace miles de años. Dañar o afectar el patrimonio arqueológico por medio de acciones como el saqueo, la destrucción y la guaquería, lo único que hace es producir grades vacíos en el estudio y conocimiento del pasado, pues estos son bienes culturales, que hacen parte de la identidad de los diferentes pueblos. El patrimonio arqueológico es de todos, forma parte del legado de la sociedad y de la historia. En otras palabras, es la memoria colectiva de un pueblo, por eso debe ser protegido y cuidado.

 

Latin American Post | Andrea del Pilar Rojas Riaño

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…