Leonor Espinosa: gastronomía para el desarrollo

“Cocinar es una manifestación de mi arte"

Leonor Espinosa: gastronomía para el desarrollo

Leonor Espinosa, una chef, economista y artista plástica cartagenera, tiene una propuesta culinaria que, según la revista “El Nacional”, reivindica la vertiente popular y autóctona de los sabores colombianos, combinando el arte contemporáneo con la investigación de campo, la visión antropológica y la inmersión geográfica en distintos lugares del país

En el 2017 Leonor Espinosa recibió el Basque Culinary World Prize 2017, lo que para ella representa “una ilusión para aquellas comunidades que durante años han luchado por ser reconocidas a través de su valor ancestral y aporte a la identidad cultural nacional. Es una forma de mitigar el silencio generado por el conflicto armado, la injusticia y la exclusión. Y para el país ratifica, en este proceso de reconciliación, la importancia de apostar por procesos gastronómicos como herramienta significativa para el desarrollo económico de las poblaciones donde realmente se encuentra el verdadero patrimonio generador de bienestar.”

En una revista concedida a finales de enero de este año a “The Guardian”, Leonor habla de su dura infancia y de lo que tuvo que pasar para poder abrir su restaurante “Leo” en el año 2007, justo cuando estaba segura de que quería dedicarse a la cocina. Desde ese entonces ha recorrido toda Colombia y ha encontrado el origen de la variada gastronomía del país en comunidades que han estado históricamente aisladas. 

"The Guardian" reconoce el trabajo de Espinosa por haber puesto al país a la vista de todo el planeta por algo positivo, muy lejos del narcotráfico de siempre. Además, plantea que su labor culinaria puede abrirles a muchos colombianos medios de vida distintos a la producción de droga, un problema que el país, lastimosamente, aún no ha superado después de muchas décadas.

En el texto, Leonor, que ha sido reconocida como la mejor chef de América Latina, dice que para ella el asunto de la cocina y de la comida es, ante todo, un tema de arte. Pero no solo de eso, sino también de memoria, de historia, de patrimonio e, incluso, de futuro.

Por último, en una entrevista concedida a la revista SER, la chef comentó que en este 2018 “me encantaría que la mujer dejara de ser machista. Creo que tenemos mucha culpa en eso por cómo educamos a nuestros hijos. Desde pequeños marcamos las diferencias entre el varón y la hembra. Les asignamos diferentes tareas, los vestimos con determinados colores... Con todo eso ya estamos alimentando el machismo y, si yo pudiera, lo cambiaría. Yo fui criada en el machismo, en una familia de seis hermanos, y había cosas que podíamos hacer y otras que no, pero siempre me tuvo sin cuidado. Hombres y mujeres podemos hacer de todo. No se trata de talento o creatividad, se trata de actitud”.

 

Latin American Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…