¿Es posible clonar a tu mascota?

Por 100.000 dólares, empresa Surcoreana ofrece el servicio de clonación de mascotas

¿Es posible clonar a tu mascota?

Sooam Biotech Research Foundation es una empresa surcoreana que promete una copia genética de tu mascota, a cambio de 100.000 dólares o aproximadamente 290 millones de pesos colombianos. La empresa es una firma dedicada a la investigación biotecnológica y cuya principal actividad es la clonación de mascotas con fines comerciales.

Las personas toman la decisión de clonar a sus mascotas para evitar el dolor de su fallecimiento, pues muchos les consideran miembros de su propia familia. Sooam no solamente promete clonar a las mascotas, también promete “curar tu corazón roto”, según se afirma en la presentación de su página web.

La empresa surcoreana, que se dedica a la clonación desde el 2009, sostiene que varios ya han accedido a pagar los 100.000 dólares para volver a estar con sus fieles compañeros.


Autoridades del gobierno local de Seoul, Corea del sur, sosteniendo coyotes clonados por Sooam Biotech. (Foto vía Reuters)

El animal clonado más famoso y recordado del mundo es la oveja Dolly, clonada en 1996. Aunque Dolly no fue el primer ser vivo en ser clonado, sí fue el primer mamífero en completar con éxito el procedimiento. En realidad, los primeros animales en ser clonados fueron ranas, que se multiplicaban artificialmente en laboratorios desde 1952. 

El método de clonación simple, que se puede llevar a cabo con una gota de sangre, consiste en tomar una muestra de las células vivas del animal para cultivar su ADN en un banco de células que no tienen información genética propia. Este banco es introducido en una hembra de la misma especie para dar a luz al clon, que puede no llegar a ser del todo igual.


La oveja Dolly en 1996 junto a su creador, el científico Ian Wilmut. (Foto por Centro de Medicina Regenerativa)

Conoce aquí la historia de la oveja Dolly, el primer mamífero clonado.

Los científicos han logrado clonar desde animales pequeños como ranas, corderos y ovejas, hasta animales de un mayor tamaño que el de una persona promedio, como vacas, caballos y toros.

Otra de las razones para seguir desarrollando estudios en clonación animal es que este procedimiento podría ser la respuesta al problema de la extinción de las especies. Lo irónico del procedimiento es que gran parte del problema de extinción de especies animales es provocado por la intervención humana.


Dos perros clonados por Sooam Biotech. (Foto Vía York Vision)

El tema de la clonación de seres vivos conduce inevitablemente a pensar en la reproducción artificial de la vida humana. La clonación de humanos es un terreno grisáceo en la ciencia moderna, pues comprende dilemas de orden ético, moral y hasta filosófico muy serios. Esta situación ha llevado a muchos países a adoptar medidas de restricción judiciales para ilegalizar la experimentación con la clonación de seres humanos.


Laboratorio ficticio de clonación humana. (Foto vía Tecnovortex)

En la actualidad, la clonación humana se limita a la reproducción de células humanas con fines médicos y de investigación científica. Sin embargo, el desarrollo de experimentos de forma informal y clandestina sigue siendo un problema para la ciencia moderna. 

De hecho, la clonación en sí plantea un dilema: si la clonación de mascotas se justifica por la pérdida de estos compañeros, ¿estarías dispuesto a clonar a tus hijos, tus padres o a tu pareja, en caso de que llegasen a fallecer? ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por ello?

Latin American Post | Esteban Gutiérrez
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…