Raza humana: ¿Hemos alcanzado el límite de nuestras capacidades?

“Ahora que conocemos los límites de la especie humana, ese conocimiento debe ser un objetivo claro para que las naciones garanticen que las capacidades humanas alcancen los valores más altos posibles..." 

Durante el siglo XX, la raza humana atravesó por un periodo en donde la expectativa de vida, el rendimiento físico y los niveles de estatura iban evolucionando y superándose a sí mismos a través de las generaciones. Pero investigaciones recientes, han encontrado un evidente estancamiento en dichas características en los últimos años, suceso que la comunidad científica interpreta como que hemos llegado al límite de nuestras capacidad físicas.  

A esta conclusión se llegó después de que un grupo de investigadores multidisciplinarios estudiara los récords históricos de 120 años de avance y evolución en el potencial físico humano. Allí los expertos observaron que durante los últimos años, los límites biológicos que se habían superado con el paso de las generaciones anteriores, habían frenado. Identificando también que los efectos ambientales actuales, como el cambio climático, tendrían consecuencias negativas sobre estos límites.

El estudio que se dio a conocer a través en una publicación de Frontiers Physiology, detalla que nuestra generación es la primera en conocer la existencia de estos límites biológicos, pero quizá la última en alcanzarlos. La razón se fundamenta en dos frentes: el primero es que pese al continuo desarrollo médico y científico dirigido hacia potenciar las capacidad físicas humanas, las barreras previamente establecidas continúan sin superarse; el segundo hace referencia a los cambios en las condiciones ambientales generados por el hombre, los cuales podrían jugar un papel fundamental en el decrecimiento de los límites biológicos de siguientes generaciones, debido a la escasez de alimentos, recursos y calidad del aire.

“El resultado es que, a pesar de la creencia de que cada generación vive más tiempo y es más alta y fuerte que la anterior, existe en realidad un umbral máximo para nuestras capacidades biológicas que no podemos superar. Estos rasgos ya no aumentan, a pesar del continuo progreso nutricional, médico y científico. Y eso sugiere que las sociedades modernas han conseguido que nuestra especie llegue a sus límites”, advierte Jean-Françoise Toussaint, uno de los responsables de la investigación.

Según lo explica la investigación, los límites biológicos estudiados dependen y se alteran de acuerdo a las condiciones geográficas, raciales e incluso económicas de cada región en el mundo. Sin embargo, existen algunos patrones que pueden mencionarse.

Rendimiento físico

Datos recientes han mostrado una ralentización común tanto en frecuencia como en incrementos para todos los eventos cronométricos y métricos olímpicos. Las series históricas de 1896 a 2016 en atletismo, natación, ciclismo, patinaje y levantamiento de pesas revelan un patrón en los récords mundiales que no han podido superarse.

Con el paso de los años, cada vez un menor número de individuos alcanza un rendimiento físico excelente, mientras que más sujetos permanecen con bajos niveles de su propio rendimiento. Esta regresión en la capacidad física puede deberse a la reducción de la actividad en la mayoría de las sociedades.

Altura

Durante los años 1896 y 1996 la estatura promedio de las personas incrementó en 8.3 cm para las mujeres y 8.8 cm para los hombres. De 1920 a 2010, la altura promedio de los jugadores de la NBA aumentó 0,9 cm por década, de 179,6 cm a 187,7 cm. Sin embargo, durante los últimos 30 años, la altura promedio se ha mantenido en 187 cm.

 

Expectativa de vida

Cifras recopiladas por el CIA World Factbook determinan que la expectativa de vida en el mundo alcanza en promedio los +80 años de edad. La investigación citada en este artículo indica que desde 1997, nadie ha vivido más de 120 años y los atletas olímpicos hacen parte del selecto grupo con más alta expectativa de vida, viviendo entre 6 y 7 años más que al resto de la población. Sin embargo, estos últimos no superan un rango de vida mayor a los 106 años.

Conociendo entonces que contrario a lo prometido por la ciencia, la capacidad física humana sí tiene un límite y lo hemos alcanzado, vale destacar las palabras de Toussaint, quien asegura que “ahora que conocemos los límites de la especie humana, ese conocimiento debe ser un objetivo claro para que las naciones garanticen que las capacidades humanas alcancen los valores más altos posibles en la mayoría de la población. Pero con las limitaciones medioambientales en pleno aumento, esto puede costar cada vez más energía e inversión para lograr equilibrar la creciente presión de los ecosistemas”.

 

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Susana Cicchetto

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…