La rana Romeo busca pareja para preservar su especie

Organizaciones de protección animal subieron el perfil de Romeo a una página de citas para evitar que su especie se extinga

La rana Romeo busca pareja para preservar su especie

La rana Romeo, perteneciente a la especie acuática Telmatobius yuracare, también conocida como rana acuática de Sehuencas, se encuentra, generalmente, en pequeños arroyos, ríos y estanques de bosques nublados de Cochabamba y Santa Cruz (Bolivia) y está, actualmente, en peligro de extinción.

Hace más de diez años, cuando Romeo llegó al acuario gigante del museo de Cochabamba, llamaba constantemente en busca de pareja, pero, en los últimos años, su llamado de apareamiento musical ha disminuido, lo que hace creer a los biólogos que la rana está perdiendo las esperanzas de encontrar pareja. 

Romeo no tiene una edad determinada y los biólogos calculan que su esperanza de vida puede rondar los quince años y, teniendo en cuenta que lleva más de una década en el museo, no le queda mucho tiempo para salvar a su especie dado que en países como Ecuador ésta se considera extinta.

Con la esperanza de establecer un programa de reproducción, la Iniciativa Anfibios de Bolivia espera encontrar a otros de la misma especie y, si esto no fuera posible, Arturo Muñoz, fundador de la iniciativa no descarta acudir a la clonación para salvar a este anfibio que está amenazado por el cambio climático, la pérdida del hábitat, la introducción de predadores y el hongo quitridio (Batrachochytrium dendrobatidis) que ha sido culpable de otras extinciones a nivel mundial.

El 14 de febrero, día de San Valentín, la Iniciativa Anfibios de Bolivia, en colaboración con Global Wildlife Conservation y Match, el mayor sitio de encuentros por internet, lanzarán una campaña de recaudación de fondos en la que se esperan obtener alrededor de 15.000 dólares con el objetivo de enviar expediciones a los arroyos situados a 2.000-3.000 metros de altura de los bosques nublados de los Andes orientales para tratar de encontrar algún sobreviviente o renacuajo de la especie de la rana Romeo, y así evitar que suceda lo que le sucedió al solitario George, la tortuga gigante de Galápagos que con su muerte puso fin a su especie. 

Lo que se pretende es buscar la especie en lugares donde anteriormente era común encontrarla, es decir en sitios con hábitats similares o en zonas donde los biólogos no pudieron buscar antes.

El equipo de biólogos también realizará pruebas en el agua de los riachuelos y ríos en busca de ADN de las ranas tratando de confirmar que estas aún continúan viviendo allí. Así los biólogos no puedan verlas directamente, este sería un gran avance para la preservación de la especie.

El gobierno bolivariano pretende construir una represa en una zona boscosa donde la rana anteriormente fue muy común, tanto que ahora lleva su mismo nombre, Sehuencas, y se espera que Romeo pueda sumarse a este proyecto.

Es muy importante tener en cuenta que las plantas y los animales contribuyen en gran medida a la vida humana en aspectos como la medicina, la ecología y el comercio y deben ser protegidas para que las futuras generaciones puedan experimentar su presencia y valor. La diversidad biológica es un recurso invaluable e irremplazable y de la preservación de las especies animales y vegetales alrededor del mundo depende la calidad de vida humana.

 

Latin American Post | Andrea del Pilar Rojas Riaño

Copy edited by Susana Cicchetto

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…