Tras alarmante caso, Egipto quiere poner fin a la mutilación genital femenina

El país árabe promulgó una fatua en contra de la mutilación genital femenina

Tras alarmante caso, Egipto quiere poner fin a la mutilación genital femenina

A pesar de que desde hace una década la ablación o mutilación genital femenina está prohibida oficialmente en Egipto, este arcaico ritual se sigue practicando en muchas zonas del país, principalmente rurales. El último caso tuvo como triste protagonista a una niña de tan solo 12 años, quien sufrió graves desgarros. Este suceso ha hecho que una de las principales autoridades musulmanas del país, promulgue una fatua (edicto religioso) que declara la ablación como una práctica no islámica, en respuesta a algunos clérigos que la consideran “una necesidad”.

Read in english: After an alarming case, Egypt wants to put an end to female genital mutilation

Además, la Fiscalía General de Egipto ha iniciado una investigación en contra del médico que llevó a cabo la mutilación de la niña en la provincia de Sohag, a unos 400 kilómetros al sur del Cairo. La menor tuvo que ser atendida de urgencia por la fuerte hemorragia que sufrió. El organismo oficial encargado de publicar edictos religiosos, Dar al-Ifta, afirmó públicamente que la ablación no está mencionada en la legislación islámica y que se debe erradicar por su impacto negativo en el bienestar físico y psíquico de la población femenina. El comunicado emitido por esta organización explica que “esta práctica no tiene origen religioso, procede de tradiciones y costumbres heredadas. La mayor prueba es que el profeta Mahoma nunca circuncidó a sus hijas”.

Según la entidad, la ablación ha sido practicada durante varios siglos por algunas tribus árabes, pero las circunstancias han cambiado. Asimismo, la organización alerta sobre edictos religiosos que se promulgan sin conocimientos médicos, ya que varios estudios sanitarios han demostrado lo perjudicial que resulta esta práctica en niñas y adolescentes.

Egipto lidera la clasificación mundial en ablaciones, superando a países como Etiopía, Nigeria o Indonesia. En el mundo, una de cada cinco mutiladas reside en el país de los faraones. 27,2 millones de egipcias han tenido que pasar por este trance. Según datos estatales, el 92,3% de las mujeres casadas entre 15 y 49 años de este país han sufrido esta práctica.

En las áreas rurales de la nación árabe, un 96% de las menores de edad están mutiladas, un porcentaje que se reduce al 85% en las zonas urbanas. A pesar de las cada vez más frecuentes campañas educativas para evitar esta práctica, todavía hay muchas voces influyentes que la siguen defendiendo, pues la ablación se usa en varios países árabes para reducir la libido de las mujeres, preservar su virginidad hasta el matrimonio y eliminar cualquier tentación de adulterio.

También te puede interesar: Siria: ¿Cuál es la realidad de las mujeres y las niñas afectadas por el conflicto?

En el mismo comunicado, Dar al-Ifta afirmó que “la ablación sigue vigente como norma social en las zonas rurales y empobrecidas del país. En el islam debemos proteger el cuerpo de cualquier daño, es un deber, y quienes no lo hagan deberían ser castigados”.

Aunque hace dos años se endureció la ley aprobada en 2008, que elevaba las penas de cárcel a los médicos que efectuaran esta práctica, miles de mujeres siguen siendo mutiladas en Egipto cada año. No obstante, desde la prohibición tan solo se conoce un caso de un doctor que haya ido a prisión por esta práctica, fue en 2013, y solo cumplió dos años y 3 meses de condena a pesar de que Soheir, la niña de 13 años a la que le practicó la ablación falleció poco después.

Latin American Post | José María González Alonso

Copy edited by Diana Rojas

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…