Ghouta: En medio del horror

Los civiles de Ghouta Oriental se encuentran viviendo una de las peores ofensivas por parte del régimen sirio y Rusia en los últimos tres años de la guerra

Ghouta: En medio del horror

El enclave de Ghouta Oriental, controlado por la oposición armada en Siria, es un área principalmente rural a las afueras de la capital Damasco. Sus residentes civiles, 400,000 personas quienes en su mayoría son víctimas de desplazamiento interno, hoy están bajo uno de los ataques más intensos de esta guerra.

Testimonios e imágenes que han salido a la luz en diferentes medios dan cuenta del horror inimaginable en el que se encuentran hoy los residentes de Ghouta. La zona está sumida en una verdadera catástrofe, en las manos del régimen y aviones de guerra rusos. De acuerdo con la Defensa Civil Siria, el gobierno de Bashar Al-Assad está atacando directamente a la población civil, destruyendo sus puntos de acopio, sus centros médicos, colegios, y sus hogares. Los residentes no tienen donde esconderse, pero tampoco tienen cómo huir.

Según diferentes grupos de monitoreo, 400 personas han muerto desde la oleada de bombardeos y ataques aéreos que inició el 18 de febrero. De este número de víctimas fatales, 150 eran niños y niñas. Solamente entre martes y jueves, más de 190 personas han sido asesinadas. Los centros médicos han sido un blanco especial de esta ofensiva aérea, y varios testimonios dan cuenta de cómo personal médico y voluntarios han sido atacados y asesinados mientras trataban de rescatar personas entre los escombros.

Ghouta Oriental se encuentra bajo el asedio del régimen desde 2013, año en el que la población fue víctima de un ataque químico por parte del gobierno en el que murieron más de mil personas. Desde el año pasado, el estado de sitio ha sido cada vez más fuerte y este año la situación se ha tornado mucho más crítica. El bloqueo ha hecho además  que una bolsa de pan cueste ahora el equivalente a 5 USD, y las provisiones médicas y de primeros auxilios son casi inexistentes. Entre diciembre y enero, el régimen sirio no permitió la entrada de ayuda humanitaria, y en febrero sólo entró un convoy a uno de los pueblos de la zona. Así, en lo que va de este año, la realidad en Ghouta es la más devastadora dentro de la cruenta guerra en Siria.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tuvo una reunión de emergencia para tratar de pactar un cese del fuego de 30 días y el envío de ayuda humanitaria. Sin embargo, como de costumbre, Rusia bloqueó la resolución este jueves. El sábado hubo una segunda votación que sí fue aprobada unánimente, pero el enviado de Moscú ha bloqueado ya 10 resoluciones de Naciones Unidas en Siria, utilizando su puesto permanente en el Consejo de Seguridad para ello. 

Sin embargo, este parece ser apenas el comienzo. “La ofensiva aún no a iniciado, este el bombardeo preliminar” le dijo un piloto de la coalición armada del régimen a Reuters. Quienes aún sobreviven, bajo los escombros, en cuevas improvisadas para protegerse de las bombas, saben que deben prepararse para lo inevitable. Una ofensiva militar en tierra, que arrasará con lo poco que quede de Ghouta, así como pasó en Alepo en 2016, y que empujará a los pocos sobrevivientes a otra zona donde les espera el mismo destino.

 

Latin American Post | Erika Cortés 

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…