Puerto Rico: 6 meses después de María

¿Qué se ha hecho y qué falta por hacer?

Puerto Rico: 6 meses después de María

Read in english: Puerto Rico: 6 months after María

Del 20 de septiembre al 3 de octubre de 2017 el huracán María de categoría 4 golpeó a Puerto Rico y agudizó la crisis que ya se estaba viviendo. Con vientos máximos sostenidos de 250km/h, el fenómeno natural se posicionó como el peor desastre de los últimos 100 años en el territorio. Seis meses después de la tragedia, sus habitantes siguen padeciendo calamidades.

Con el paso de María decenas de carreteras y puentes quedaron intransitables. La mayoría de los hospitales estuvieron fuera de servicio por meses. Los sistemas de electricidad, agua potable y comunicaciones colapsaron. De acuerdo con reportes oficiales casi 400.000 casas quedaron destruidas y la cifra de daños estimados se calcula en 100.000 millones de dólares. Aunque el gobierno de Puerto Rico informó que un total de 64 personas habrían perdido la vida, investigaciones independientes de universidades estadounidenses y medios internacionales como CNN, indican que el número total de muertes superaría las mil víctimas.

Seis meses después de la tragedia más de 100.000 personas siguen a oscuras o sus vecindarios aún presentan constantes apagones. No obstante, según información de medios locales, más del 90% de los servicios de electricidad y agua se encuentran restablecidos y se prevé que para mayo del presente año (al cumplirse 8 meses del paso de María), los servicios básicos estarían restaurados en un 100% en el territorio de la isla.

Las consecuencias sociales: migración y desempleo

Cifras reveladas por el Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College de Nueva York, demuestran que al menos 135.000 ciudadanos habrían migrado a Estados Unidos luego de ser afectados por el huracán. Más del 40% de éstos se ubicaron en el estado de Florida, seguido por Massachusetts, Connecticut, Nueva York y Pensilvania, precisa el estudio.

Pese a los esfuerzos de las autoridades puertorriqueñas, los habitantes de la isla reclaman mayor asistencia, indicando que numerosos establecimientos comerciales terminaron en la quiebra debido a que nunca pudieron ser reabiertos, cientos de personas quedaron sin trabajo y docenas de viviendas continúan sin ser reparadas.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Puerto Rico aprobó 6 mil millones de dólares de su fondo permanente para la atención de desastres, en la reconstrucción y asistencia tras el paso de María. Dicha organización aún tiene desplegados más de 6.000 empleados atendiendo la emergencia. Pese a ello, investigaciones de la agencia de noticas AP encontraron que de los 23.000 millones de dólares prometidos a Puerto Rico para la atención de la tragedia, solo 1.270 han sido desembolsados.

Antes del paso del huracán María, Puerto Rico ya vivía una crisis económica delicada.

La isla tiene una deuda de 123 mil millones de dólares que no puede pagar. Sus ciudadanos han debido soportar incremento en las facturas mensuales de servicios públicos. Los negocios que alguna vez tuvieron más de 400 empleados ahora solo cuentan con 10, y por ello miles de puestos de trabajo –tanto de nómina pública como privada- han sido recortados. De acuerdo con información del New York Times, en los próximos meses el gobierno planea aplicar medidas de austeridad que golpearán sobre todo a los maestros, esto debido al cierre de 184 escuelas autorizado por la Secretaría de Educación de la isla.

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…