Colombia: Violencia contra mujeres activistas, líderes y defensoras

Según el Programa Somos Defensores, “los homicidios presentados contra mujeres denotan siempre mayores niveles de violencia, incluso sexual”

Colombia: Violencia contra mujeres activistas, líderes y defensoras

Este 8 de marzo, bajo el lema "Ahora es el momento: Las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres", ONU Mujeres llama la atención sobre el trabajo del movimiento de mujeres activistas. Estas mujeres se han sentido con fuerza a través de campañas, marchas mundiales y acciones que abarcan temas “desde el acoso sexual y el feminicidio hasta la igualdad de remuneración y la representación política de las mujeres”.

De acuerdo con Naciones Unidas, estos movimientos han generado cambios y dado fruto. Sin embargo, el Secretario General Antonio Guterres aseguró que “siguen existiendo importantes obstáculos para acabar con los desequilibrios de poder históricos en los que se asientan la discriminación y la explotación”.

En el caso de Colombia, la violencia contra la mujer es una constante. Según la campaña ¡Actuemos Ya!, promovida por la Pastoral Social, entre enero y noviembre de 2017 fueron asesinadas 758 mujeres y se registraron 16.814 casos de violencia sexual hasta el mes de octubre, de los cuales 1.705 abusos fueron contra niñas de 0 a 4 años.

¿Cuál es la situación de las mujeres líderes sociales y defensoras de DDHH en Colombia?

El alarmante incremento en las agresiones contra defensores y líderes sociales en Colombia es una de las mayores preocupaciones en materia de derechos humanos en el país. Las mujeres han sido víctimas de crímenes por cuenta de su trabajo en las comunidades o como defensoras de DDHH. Del total de 560 agresiones contra defensores y líderes sociales registradas en el año 2017, 143 se cometieron contra mujeres, según el Informe anual de Programa Somos Defensores.

De hecho, el año pasado la cantidad y frecuencia de homicidios contra mujeres líderes y defensoras aumentó. La organización Sisma Mujer en su Análisis comparativo de los asesinatos a líderes, lideresas y defensoras/es de DDHH en Colombia 2016 – 2017 afirma que “para 2017 la frecuencia se incrementa considerablemente, pues una defensora o lideresa fue asesinada cada 16 días según Marcha Patriótica, cada 23 días partiendo de Somos Defensores, y cada 26 días de acuerdo con la OACNUDH”.

Violencia sexual y otras agresiones contra mujeres líderes

Un patrón que llama la atención en los casos de asesinatos contra mujeres líderes y defensoras en el país es la suma de otras agresiones. Según el Programa Somos Defensores “los homicidios presentados contra mujeres denotan siempre mayores niveles de violencia, incluso sexual.” Por ejemplo, de los 16 casos de mujeres asesinadas por razón de su labor, en los cometidos contra: Emilsen Manyoma (Valle del Cauca), Edenis Barrera (Casanare), Idaly Castillo (Cauca) y Juana Bautista Almazo (La Guajira) hubo tortura, violencia sexual y/o sevicia. Según las organizaciones de DDHH “de estos (casos) no se tiene información acerca del avance en las investigaciones y si fueron declarados como feminicidios o no por las autoridades.”

La Defensoría del Pueblo también se ha manifestado sobre la gravedad de las agresiones contra las mujeres líderes señalando que “de 143 defensoras acompañadas por la Defensoría del pueblo entre enero de 2016 y octubre 31 de 2017, el 16,78% fueron víctimas de violencia sexual. En 2016 la proporción fue de 15,62%; a octubre de 2017 la proporción fue de 19,15%, representando un incremento de 22,5% respecto al año anterior.”

Impunidad en los casos de violencia contra las mujeres

Es preocupante que, pese a las denuncias y la gravedad de los hechos, las investigaciones por estas agresiones no avancen. El Programa Somos Defensores aseguró que “para el periodo 2009-2016 se registra una impunidad del 91% en los casos de homicidios contra defensoras y lideresas. Los casos que se encuentran en imputación, juicio, ejecución de penas y condena apenas llegan al 9%”. Estas cifras, de acuerdo con las organizaciones, se convierten en un mensaje negativo que favorece la repetición de estos crímenes.

Al abrir el espectro a todas las mujeres colombianas el panorama no es esperanzador: del total de los casos de violencia sexual denunciados en el país, el 90% siguen en la impunidad. Según cifras de la Fiscalía General de la Nación, conocidas en noviembre de 2017, “en los últimos 12 años, en Colombia, se han abierto 34.571 procesos relacionados con feminicidio.”. Sin embargo, no se conoce claramente el estado de estos casos.

Exigencia de respeto por la vida y labor de las mujeres

En el marco del 8 de marzo, Día internacional de la mujer, feministas, activistas y organizaciones de la sociedad civil hacen un llamado a prevenir nuevas agresiones contra las y los líderes sociales y defensores de DDHH en el país.

Las activistas exigen al gobierno su protección, teniendo en cuenta un enfoque diferencial para las mujeres que se encuentran en riesgo. Asimismo, se reclama que los casos denunciados sean investigados con celeridad y los responsables sean juzgados para superar la alarmante impunidad que reina en estos casos.

Finalmente, activistas manifiestan que es indispensable que el gobierno y las autoridades garanticen y promuevan el trabajo de las mujeres líderes sociales y defensoras de DDHH en sus respectivos ámbitos y regiones. Lo anterior con el fin de promover acciones para apoyar su empoderamiento y su participación.

 

Latin American Post | Carolina Garzón
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…