Venezuela: ¿Por qué se declaró crisis de lactancia materna?

La Comisión Interamericana de Derechos Humano hizo el anuncio y pidió al gobierno venezolano que le permita intervenir

Venezuela: ¿Por qué se declaró crisis de lactancia materna?

Desde el 22 de febrero hasta el 2 de marzo, en la ciudad de Bogotá, capital de Colombia, se realizó el periodo de sesiones número 167 de la comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), encuentro que se desarrolló por más de una semana. Durante el marco de las reuniones, un hecho preocupante encabeza la lista que la CIDH debe tratar en Venezuela. Se trata de la crisis de lactancia materna que Venezuela enfrenta, situación de la cual no se ha tenido precedente alguno.

El Centro Juvenil de Derechos Humanos, la Asociación Sures, entre otros, han sido los más enfáticos en criticar el monopolio que manejan ciertas entidades estatales en cuanto al tema de lactancia y alimentación de los menores de edad en el país bolivariano. Como resultado de esta declaración, María Lucrecia Hernández, representante de la Asociación Sures, aseveró que entre los hospitales públicos y las empresas de lactancia de índole privadas, existe cierto convenio para suplir la necesidad de la leche materna.

La situación genera que los productos entregados para reemplazar la lactancia sean mercancías de tipo empresariales, las cuales no tienen los nutrientes apropiados para los bebés. Adicionalmente, Hernández dijo que lo mejor para que esta situación no se siga presentando, es que se realicen evaluaciones constantes de los bienes que están siendo destinados para apaciguar la crisis de lactancia materna, ya que los más afectados son los que menos tienen que ver con el problema social de Venezuela, los bebés.

La representante de la Asociación Sures agregó que le solicita al gobierno venezolano que se incluya en la carta magna de su país, aprovechando la coyuntura constitucional que se vive en Venezuela para crear una nueva Constitución Política. Igualmente, solicitó que se respeten los derechos humanos y que la Defensoría del Pueblo promueva y emita estándares básicos para la protección de estos.

Larry Devoe, representante del Estado de Venezuela, entregó un comunicado con base en las declaraciones de María Lucrecia Hernández. Devoe afirmo que en Venezuela, los Derechos Humanos están cambiando para el bien de la sociedad bolivariana. Devoe agregó que el Estado siempre ha hecho todo lo posible en el asunto de verificación y supervisión de los servicios que las compañías privadas prestan al pueblo venezolano.

La relatora especial sobre Derechos Económicos Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA), Soledad García Muñoz, explicó que es necesario que el gobierno venezolano, a la cabeza de Nicolás Maduro, le abra las puertas a la CIDH. De este modo, se podrán evidenciar estas denuncias y se permitiría la actuación a la Comisión para mitigar el problema.

El 167 periodo de sesiones de la CIDH irá hasta hoy viernes 2 de marzo. El objetivo principal es tratar la situación social en Venezuela, además de abrir un espacio para debatir sobre el control de armas en los Estados Unidos.

 

Latin American Post | David García pedraza
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…