¿Por qué la F-1 eliminará a las ¨Paddock girls¨?

La medida empezará a regir en Australia el próximo 25 de marzo con el inicio del Campeonato Mundial de Pilotos

 

¿Por qué la F-1 eliminará a las ¨Paddock girls¨?

La Formula 1, siendo la marca más reconocida y famosa de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), tendrá cambios sustanciales en los eventos. Para la empresa comercializadora y organizadora del evento, Liberty Media Corporation, la participación y labores de las azafatas (modelos que acompañan los eventos y las carreras) ¨están en desacuerdo con las normas sociales actuales¨, según dijo el Director de operaciones de la F-1, Sean Bratches.

Esta y otras decisiones –como nuevos motores y mayor número de equipos- llegan en un momento de cambio para el deporte motor rey y están relacionadas con una nueva concepción mundial en muchos aspectos. La medida hace parte de la renovación inversionista y el liderazgo de la empresa estadounidense de medios y entretenimiento Liberty Media, que compró la marca por un valor aproximado a los 8.000 millones de dólares en 2016.

La multinacional con sede en Colorado, creada por el multimillonario John Malone, luego de 1 año y unos cuantos meses, busca darle un nuevo giro a la F1 que se adecue al escenario deportivo actual y las actuales normas sociales.

Este deporte, que en los últimos años se ha visto opacado y disminuido por la atracción de otras actividades, está en la búsqueda de cautivar nuevamente al público. "Aunque la práctica de emplear azafatas ha sido un elemento básico de la F-1 durante décadas, creemos que esta costumbre no encaja con los valores de nuestra marca. No creemos que la práctica sea apropiada o relevante para la F-1 y sus aficionados, los antiguos y los nuevos, en todo el mundo", dijo Bratches.

Para Liberty Media, la idea es erradicar la actividad que realizaban las azafatas durante el evento. Por consiguiente, otras marcas como la Formula 2 y el Grand Prix 3 se unirían a esta determinación.

Usualmente, este deporte se ha considerado como una disciplina de élite o una marca de lujo. Popularmente, se cree para entrar a los ¨Paddocks¨ es necesario ser famoso, multimillonario o haber ganado un Óscar para poder compartir con los pilotos, los equipos de las escuderías y las mujeres hermosas.

Actualmente, la trasnacional quiere ¨popularizar¨ el deporte y hacerlo más accesible para los espectadores. La estrategia es evidencia clara de la idea comercial y el modelo económico que siempre ha prevalecido en los Estados Unidos. El modelo está muy ligado a una economía capitalista, y no súper capitalista como continuamente nos han vendido en la Formula 1.

En este sentido, Liberty Media quiere convertir a la F-1 en un Nascar (National Association for Stock Car Auto Racing), que representa la categoría más comercial y popular del país.

A pesar de que las escuderías de lujo como Ferrari están en desacuerdo y han declarado que emprenderán un nuevo circuito, otras decisiones importantes están "seriamente en estudio", dijo el pasado diciembre para la BBC el Director Deportivo de la F-1, Ross Brawn.

Constantemente, hemos conocido a la Formula 1 como un evento social de ostentación, riqueza y abundancia. Circo que llamaba la atención por su idealización del multimillonario: rodeado de mujeres espléndidas, automóviles exclusivos, despilfarro de champagne y relación con las élites.

Por otro lado, Carolyn Mooney quien se ha desempeñado como 'Paddock girl' en premios de los circuitos británicos, incluido Silverstone (Gran Premio de Gran Bretaña), durante más de 15 años, argumenta que el trabajo que desempeñan las azafatas va más allá de la belleza. ¨Nuestro trabajo es hacer que la gente se sienta parte del equipo¨, manifestó la mujer para el diario Daily record del Reino Unido.

 

LatinAmerican Post | Daniel Villamil
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…