Polémica en España por insultos a jugador colombiano

Jefferson Lerma, jugador del Levante, asegura que el español Iago Aspas del Celta de Vigo le dijo insultos racistas

 Polémica en España por insultos a jugador colombiano

La FIFA se ha encargado de promover una cultura de 0 tolerancia en contra de la violencia y el racismo dentro del fútbol. Sin embargo, al parecer, este cáncer sigue estando presente, incluso en el fútbol de élite.

Luego del encuentro del fin de semana pasado, entre el Levante y el Celta de Vigo (que dejó un 1-0 a favor del visitante) por la Liga BBVA,  el  jugador colombiano dijo en una entrevista a Bein Sports, que "ya que estoy frente a las cámaras, quiero hacer una denuncia. estos actos de racismo no pueden existir. Aspas me dijo negro de mierda y eso no puede pasar. Hablé con el árbitro y me dijo que estaba hasta los huevos de tanto joderlo... pero bueno, ya les tocará revisarlo porque él lo dice".

Tras la denuncia, el equipo valenciano se solidarizó con su jugador y publicó en su cuenta de Twitter que "tras las declaraciones de @jeffersonlerma a la conclusión del #LevanteCelta, el #LevanteUD quiere mostrar su firme respaldo al jugador y rechaza cualquier muestra de racismo en el fútbol".

A pesar de las denuncias, Iago Aspas negó lo ocurrido. En un comunicado del Celta, su ídolo aseguró que "lo que se dice en el campo, se queda en el campo. por ello no voy a reproducir lo que él me dijo a mí. En  cualquier caso, yo no le llamé lo que él me atribuye".

Posteriormente, en una entrevista con la cadena colombiana Blu Radio, el nacido en El Cerrito, Valle del Cauca (occidente) reiteró sus denuncias. "Si él dice que yo lo insulté primero, que me diga en la cara que no me lo dijo. Lo que se queda en el campo, se queda en el campo, pero hay insultos que no se pueden saltar por alto", aseguró Lerma.

"Hubo una jugada anterior, en la que yo lo corto y cuando arranca a correr, le doy en la cabeza. Él me reclama y le digo '¿qué pasa?'. Él me responde: 'Negro de mierda'", explicó el jugador de 23 años que ha sido convocado por José Pekerman a la selección colombiana.

El jugador colombiano ya había sido centro de controversia por racismo, luego de que en septiembre, Danny Carvajal del Real Madrid le hubiese llamado "Puto mono de mierda". El insulto quedó registrado en las cámaras de televisión y se puede leer los labios del jugador blanco. Sin embargo, Lerma dice que no lo denunció en su momento, ya que no se dio cuenta, ni lo escuchó.

En la entrevista con la emisora colombiana, Lerma asegura que "las personas que hacen estas cosas tienen falta de valores y de educación (...) y yo no me arrepiento de nada porque no he hecho nada malo, no he cometido ningún error".

En declaraciones al diario colombiano El País de Cali, Jefferson Lerma aseguró que recibió "mensajes de solidaridad de amigos y futbolistas, incluido algunos de la Selección Colombia" y fue contactado por la Agremiación de Futbolistas de España para consultarle lo ocurrido.

Aunque ya se hayan hecho estas declaraciones, se deberá esperar a una denuncia formal del Levante para que el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol tome una medida en este caso de racismo. Por su parte, Lerma espera que se siente un precedente con este caso para prevenir futuros actos racistas en el mundo del fútbol.

De encontrar a Iago Aspas culpable de actos racistas, se podría aplicar el artículo 100 de conductas contrarias al buen orden deportivo y sancionarlo de entre 4 a 10 partido y según el artículo 71, multarlo con 18.000-90.000 euros.

 

 

Latin American Post | Santiago Gómez

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…