La Liga Endesa: Territorio fértil para latinoamericanos

La Liga Endesa, regida por la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB), cuenta entre sus filas con veinte nacidos en América Latina, entre jugadores y entrenadores. De esta forma, el balance queda de la siguiente forma: 19 son los que saltan directamente a disputar cada balón, en tanto que es uno quien se encargan de dirigir a los clubes desde el banquillo.

 

Pablo Progioni, campeón argentino del FIBA Américas en 2011, comenzó dirigiendo al Saski Baskonia, pero debido a sus pobres resultados, decidió separarse de su cargo hace apenas un par de meses.

 

A pesar de la renuncia de Progioni, su estancia en el banquillo ayudó a la latinización del Baskonia, al llevar al base uruguayo Jayson Granger, quien este año marcha tercero en asistencias, promediando 5.92 por encuentro. En el mismo rubro, y del mismo equipo, destaca el ex NBA Marcelinho Huertas, nacido en Sao Paulo, quien registra 4.58 asistencias. Finalmente, Carlos Delfino, oriundo de Santa Fé, Argentina, completa este tridente, con actuaciones un poco más discretas.

 

Por otra parte, el entrenador que permanece activo es el igualmente argentino Néstor Rafael García, quien dirige al Montakit Fuenlabrada. El equipo marcha segundo con un balance de diez partidos ganados y apenas tres perdidos, justo por detrás del Real Madrid. García se encargó de clasificar a la selección venezolana de baloncesto a los Juegos Olímpicos de 2016, al llevarlos a ganar el Campeonato FIBA Américas en 2015, el máximo trofeo otorgado a nivel selecciones en América. Al firmar con el Fuenlabrada, García tuvo que renunciar a su puesto en el banquillo venezolano, ya que la ACB no permite compaginar ambos cargos. En el Fuenlabrada, García dirige al base armador Gregory Vargas, viejo conocido de la selección campeona del FIBA Américas. Vargas promedia 4.7 puntos en 23 minutos esta temporada.

 

Otro equipo que mantiene una base latina es el UCAM Murcia, que se posiciona en el onceavo lugar, con un balance de seis ganados por siete perdidos. El cuadro de la Universidad Católica cuenta con un tridente compuesto por el nacido en Sao Paulo, Vitor Benite, el dominico-americano Sadiel Rojas y el argentino Marcos Delía.

 

Benite promedia casi un 40% de tiros de tres puntos, en tanto que tiene más del 95% de efectividad en tiros libres. Rojas se encuentra entre los líderes de las estadísticas negativas, promediando 3.46 faltas personales por encuentro, ubicado en segundo lugar de la liga. Delía, por su parte, ha recibido ocho tapones en 13 encuentros disputados, destacando en este rubro.

 

Es importante no olvidar al tridente clásico de la Liga Endesa de jugadores nacidos en América Latina: el mexicano Gustavo Ayón, que milita en las filas del Real Madrid, líder de la competencia; el dominicano Eulis Báez, miembro del Club Baloncesto Gran Canaria; finalmente, el argentino Nicolás Richotti, que juega para el Iberostar Tenerife. Ayón, que se destaca en la posición de centro, jugará su cuarta temporada en el Real Madrid, después de un breve paso por la NBA.

 

Báez se encuentra disputando su sexta temporada con el Baloncesto Gran Canaria, y ha sido seleccionado por su país en repetidas ocasiones. Richotti, por su parte, se encuentra cerca de cumplir una década jugando en la Liga Endesa con el Tenerife, e igualmente ha sido llamado a defender los colores argentinos de manera recurrente.

 

LatinAmerican Post | Jesus Koyoc

 

Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…