México: el boxeo da pelea al fútbol

El pugilismo es el segundo deporte más popular del país azteca

El pugilismo es el segundo deporte más popular del país azteca

El fútbol es el deporte nacional en México: a través de la Liga MX y la selección mueve millones de dólares, con una gran cobertura de medios, infraestructura y aficionados. Sus mayores logros a nivel selección son diez títulos de Copa Oro, uno de Copa Confederaciones en 1999 ganada en casa y dos subcampeonatos de Copa América, pero no es el deporte más ganador para los mexicanos. En realidad, el puesto del deporte con más logros lo ocupa el boxeo, con más de 200 campeones mundiales en todas las categorías, siendo con esto el segundo deporte más popular en México.

El boxeo tiene gran arraigo en México, particularmente en el centro y occidente del país, en Juegos Olímpicos es el segundo deporte con más medallas para los mexicanos, la última la obtuvo Misael Rodríguez en los Río 2016, una valiosa medalla de bronce que mantiene vivo al pugilismo mexicano en el Olimpo. Uno de los barrios más conocidos de la Ciudad de México es Tepito, famoso por sus altos niveles de inseguridad y comercio informal, pero también por su cultura y aportaciones al pugilismo, considerado «la cuna del boxeo» el barrio ha dado a grandes boxeadores como Raúl Valdés, el «Huitlacoche» Medel, «El Cañas» Zárate y «El ratón» Macías, entre muchos otros. «El barrio bravo», como también se conoce a Tepito, no puede entenderse sin el boxeo, que es parte del alma del lugar y que es visto como una oportunidad de salir de los problemas del mismo a través del trabajo duro y la disciplina. 

Lo que al país le falta en otros deportes lo tiene en el box. Es una potencia mundial, la lista de boxeadores campeones es larga y adquiere cada día más practicantes y aficionados, por si fuera poco es un negocio redondo con patrocinios y derechos de transmisión, ya sean peleas nacionales o en el extranjero. A pesar de que las grandes arenas que históricamente funcionaron como templos del deporte ya no existen, se mantiene vigente con el impulso que dejaron íconos como Julio César Chávez o Juan Manuel Márquez. Existen nuevas promesas del boxeo, pero no han logrado aún destacar como los grandes exponentes del pasado. La forma de acercarse al público es distinta, no necesariamente son los boxeadores curtidos en el barrio, la extravagancia y la opulencia con la que se maneja el boxeo actual impiden que los pugilistas logren el arraigo y la pasión que tenían en su época de oro. 

Entre los problemas a los que se enfrenta el pugilismo actual se encuentra la proliferación de organismos de boxeo, lo que resta credibilidad a los distintos títulos, la opulencia y manipulación del deporte mismo que lo ha convertido en un show donde la pelea a veces pasa a segundo plano. Pese a esto, el box en México es parte integral de la cultura popular y no pierde su lugar de honor. Desde los barrios perdidos y ciudades pequeñas, hasta los más opulentos sigue creando pasión entre los aficionados que ven en un combate a dos personas en igualdad de circunstancias luchar por demostrar quién merece ser el mejor, eso que solemos llamar justicia.

 

Latin American Post | Luis Liborio

Copy edited by Laura Rocha Rueda

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…