Moléculas suicidas: la posible cura para el cáncer

Este método obliga a las células cancerígenas a autodestruirse sin resistencia alguna 

Moléculas suicidas: la posible cura para el cáncer

Read in English: Suicide molecules: a possible cure for cancer

Un estudio de la universidad de Northwestern en Evaston, Illinois, Estados Unidos descubrió que moléculas del ARN, que originalmente se estaban desarrollando para es estudiar la función del gen, funcionan como un detonante que puede ser la respuesta para el tratamiento contra el cáncer. El mecanismo de detonación obliga a la célula a cometer suicidio, apoptosis.

Cuando algunas secuencias en el genoma humano son modificadas en pequeñas líneas de moléculas de ARN, este enciende un interruptor antiguo que mata a las células. Es por esto que los científicos aseguran que el mecanismo puede desarrollarse como una nueva terapia contra el cáncer. La investigación, además, muestra que las células cancerígenas tratadas con las moléculas suicidas de ARN no forman resistencia porque funcionan como una bomba que también destruye múltiples genes vitales para el cáncer.

Marcus Peter, científico de la universidad de Northwestern y líder de la investigación, explica que este método "es como cometer suicidio apuñalándose, disparándose y saltando desde un edificio al mismo tiempo (...) no hay forma de sobrevivir”.

El ADN y el ARN son información genética, pero el primero es el responsable de almacenar y transferir los genes humanos, mientras que al ARN codifica los aminoácidos y es el mensajero del ADN para la producción de proteínas

La investigación descubrió el mecanismo probando una clase de pequeñas moléculas de ARN que son utilizadas por los científicos para suprimir la actividad genética. Estas moléculas son introducidas en una célula para evitar la expresión del gen del que estas derivan. Pero los investigadores observaron que estas pequeñas moléculas no solo suprimían el gen, sino que también matan todas las células cancerígenas.

Se vio que, en los ratones tratados, las moléculas disminuyeron considerablemente el crecimiento del tumor sin crear toxicidad en los animales

Peter asegura que el mecanismo suicida solo puede ser activado en las células cuando son cancerígenas. "Creemos que así es como los organismos multicelulares eliminaban el cáncer antes de desarrollar el sistema inmune hace más de 500 millones de años, (...) creemos que está activo en todas las células para protegerse del cáncer", aseguró el profesor.

¿Por qué son tan poderosas estas moléculas?

La investigación clama haber encontrado un mecanismo antiguo que ya no es utilizado en la actualidad. Esto podría abrir una gama de posibles mecanismos de defensa que ya no estamos manipulando.

De acuerdo con el líder del estudio, desde que la vida se volvió multicelular, se ha tenido que luchar contra el cáncer. "Entonces la naturaleza desarrolló un mecanismo para prevenir o combatir el cáncer al momento en que este se cree. De otra forma, no estaríamos acá", asegura Peter.

Tratamiento contra el cáncer

El grupo de investigación probó el tratamiento suministrándole estas moléculas asesinas a ratones de laboratorio que tenían cáncer humano de ovarios. El tratamiento evidenció una considerable reducción del tamaño del tumor sin causar toxicidad a los animales.

El estudio, publicado en Oncotarget, también mostró que el tumor no desarrolló resistencia a este tratamiento. Marcus Peter y el Dr. Shad Thaxton, profesor asociado de Urología de Feinberg, se encuentran refinando el tratamiento.

El profesor Peter cree que "la investigación puede estar estudiando uno de los interruptores originarios de la naturaleza y esperamos que el impacto pueda ayudar a varios pacientes de cáncer (...) este descubrimiento puede ser transformador".

 

Latin American Post | Santiago Gómez Hernández

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…