Corrupción desangra sistema de salud colombiano

Hace poco la revista Living publicó un artículo en el que decía que Colombia tenía el tercer mejor sistema de salud del mundo. Dicha afirmación se basó, al parecer, en el precio y la calidad de los procedimientos.

Sin embargo, para los colombianos el panorama es distinto: el sistema está gravemente desfinanciado; busca más el lucro de los intermediarios (EPS) que el bienestar de las personas; es lento y burocrático; es inequitativo y costoso; la corrupción lo desangra y no hay, por parte de los organismos de control, medidas eficientes al respecto.

Actualmente el presupuesto general de la nación ha destinado 3,3 billones de pesos para financiar la cobertura en salud de 47 millones de colombianos. Esta cifra sufrió una fuerte reducción con respecto a 2016, cuando fue de 4,2 billones.

La preocupación fue expuesta por los diferentes gremios de la salud en el país, quienes se reunieron en el foro “Panorama laboral del sistema de salud en Colombia: de la realidad a la prospectiva y la excelencia”, realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

El mal uso que hacen algunos usuarios también aportaría a que el estado actual de la salud en Colombia sea crítico y complejo, casi irracional.

“Existen casos, como el de La Guajira y otras regiones, en los que se desvían recursos de la salud para otros intereses. Además de hechos como los cientos de tutelas en las que las personas reclaman pañales supuestamente para sus hijos y terminan usándolos para la venta”, explicó en el foro la doctora Diana Cárdenas.

Ahora bien: existe una serie de salvavidas que el Ministerio de Salud ha puesto en marcha, y que están establecidos en el decreto 2702 de 2014, con el cual se ha recuperado la solvencia financiera en más de un billón de pesos del sistema.

“Hemos puesto en marcha alternativas como compra de cartera de EPS e IPS, de los cuales en 2016 se lograron recuperar 1.617.513 millones de pesos. Además hemos entregado créditos de tasa compensada en los cuales se recuperaron 1.015.313 millones de pesos”, aseguró Cárdenas.

A pesar de los alcances de las alternativas puestas en marcha, la investigadora aseguró que la crisis del sistema de salud en Colombia no se podrá solucionar si los colombianos no ponen de su parte y evitan las malas prácticas. “Debemos asumir un comportamiento acorde con la colectividad”, concluyó.

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…