El histórico encuentro entre Trump y Kim: llega la hora cero

Mientras se ultiman los detalles de la reunión entre los dos líderes, Rusia invita al mandatario norcoreano para un foro en septiembre. Sin embargo, ¿qué papel juega Latinoamérica en esta situación?

El histórico encuentro entre Trump y Kim: llega la hora cero

La reunión del presidente estadounidense Donald Trump con el líder norcoreano Kim Jong-un ya está lista para el 12 de junio a las 9 de la mañana, en Singapur. El histórico encuentro entre ambos líderes tendrá lugar en el Hotel Capella, un lujoso complejo de 12 hectáreas de superficie verde y frondosa, ubicado en la isla Sentosa. La reunión entre los dos mandatarios será la primera entre líderes de ambos países tras casi 70 años de una confrontación que inició con la Guerra de Corea (1950-1953), y de 25 años de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

Read in english: The historic meeting between Trump and Kim: the zero hour arrives

A pesar de las dificultades que se han suscitado desde el anuncio de la reunión y de la cancelación por parte de Donald Trump el pasado 24 de mayo, la reunión pudo concretarse en la fecha prevista. Incluso la visita del número dos de Corea del Norte, Kim Yong Chol, a la Casa Blanca, incrementó las posibilidades de una reunión fructífera el próximo 12 de junio.

El mandatario estadounidense en rueda de prensa, tras recibir al primer ministro japonés Shinzo Abe la semana pasada, agregó que “no se va a firmar ningún tipo de acuerdo con Corea del Norte durante esta primera cumbre”, pero sostuvo que Washington y Pyongyang comenzarán una nueva relación tras la reunión. Trump también señaló que invitaría a Kim a EE. UU. si la cumbre resulta bien, y que espera normalizar los vínculos con Corea del Norte en un futuro reduciendo las sanciones, todo en el marco de la desnuclearización de la península.

Rusia le "coquetea" a Kim Jong-un

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, visitó Pyongyang la semana pasada y aprovechó la oportunidad para entregarle al líder norcoreano una invitación del presidente Vladimir Putin para visitar Rusia durante su Foro Económico Oriental, que se celebra todos los años en Vladivostok. Dicho foro es la oportunidad de Rusia para acercarse a los países de Asia-Pacífico y crear lazos comerciales fuertes.

Hay que resaltar que los lazos entre Estados Unidos y Rusia se han visto vulnerados debido a los recientes ataques orquestados por EE. UU. en contra de Siria, país aliado de Rusia. Sin embargo, Estados Unidos anunció el 8 de junio que estaría dispuesto a impulsar el reingreso de Rusia al G7, al demostrar que lucha por los intereses globales y que es una de las economías más grandes. Rusia salió del grupo al anexar a Crimea hace cuatro años.

Corea del Norte está de moda

La Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, por sus siglas en inglés) informó el domingo 3 de junio que el presidente sirio, Bashar al-Assad, está interesado en visitar Corea del Norte y en reunirse con Kim. De concretarse la visita del mandatario sirio a Pyongyang sería la primera vez que Kim Jong-un recibe a un presidente en su país. El anuncio se da días antes de la cumbre con Donald Trump, y tras recibir la invitación de Putin.

Duyeon Kim, del Foro sobre el Futuro de la Península Coreana, un “think tank” de Seúl, afirma que “Corea del Norte está entrando a una nueva esfera de la diplomacia: el acercamiento con el mundo, si bien podría hacerlo con otros países, China, Estados Unidos y Rusia son sus principales objetivos. Siria, aunque puede malinterpretarse, también es un acercamiento al mundo”.

También le puede interesar: Corea del Norte: “Latinoamérica como territorio amigable"

Corea del Norte y Latinoamérica

A pesar de su extremo aislacionismo, Corea del Norte tiene más conexiones comerciales con América Latina de lo que uno podría suponer. En 2015, la nación vendió señales de tráfico a Paraguay, cuchillas de afeitar a Colombia, pescado a Ecuador y neumáticos a Bolivia; vino chileno y pieles brasileñas, por mencionar apenas algunos renglones inusuales en el comercio que existe entre Corea del Norte y América Latina.

Corea del Norte condenó, en duros términos, la petición de Estados Unidos en septiembre del 2017 al sugerir que América Latina debía cortar sus lazos diplomáticos y comerciales con Pyongyang. Un portavoz de la Cancillería norcoreana dijo a la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte que tal solicitud constituye una injerencia en los asuntos internos de otros países, así como una violación del derecho internacional.

Dadas las circunstancias actuales, Scott Snyder, experto en temas norcoreanos del Consejo de Relaciones Exteriores con sede en Nueva York, asegura que, a pesar de las crisis entre Estados Unidos, Rusia, China y cualquier otro jugador, “Corea del Norte está buscando acercarse con el mundo, y no se le puede cerrar la puerta, por el contrario, incluirlo al mundo puede ayudar a cambiar las decisiones del régimen. América Latina puede servir de puente para Corea del Norte para involucrarse en las relaciones internacionales de hoy, ya que comercialmente hay vínculos y diplomáticamente no han tenido mayor confrontación”.

Para Snyder, aunque pueda pensarse en una polarización como la vivida en la Guerra Fría al estar Estados Unidos y Rusia hablando con Corea del Norte, debería aprovecharse la oportunidad para cerrar brechas de diferencia y buscar un factor común de unión. Latinoamérica ha demostrado que puede establecer relaciones con todo el planeta, sin hacer parte de la división ideológica.

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Diana Rojas

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…