Conozca las 3 razones por las que Kim Jon-un entregaría sus juguetes atómicos favoritos

Expertos especulan que la Península Coreana se desarmará a cambio de que EE.UU. lo haga y reduzca la presencia militar en Corea del Sur

Conozca las 3 razones por las que Kim Jon-un entregaría sus juguetes atómicos favoritos

Recientemente, se reveló que el presidente Trump y Kim Jong-un mantienen conversaciones desde hace un mes y negociarán a finales de mayo. “EE.UU. ha confirmado que Kim Jong-un está dispuesto a discutir la desnuclearización de la Península Coreana”, declaró un representante de la Administración de Trump para el diario The Wall Street Journal. La verdadera pregunta es ¿qué busca Corea a cambio de la desnuclearización?

Kim Jong-un declaró que el desarme nuclear de la Península Coreana dependerá de que Corea del Sur y EE.UU. tomen “medidas progresivas y sincrónicas para la realización de la paz”, cita la agencia china de noticias Xinhua. Esto señala que el líder norcoreano preparó las condiciones que EE.UU. y Corea del Sur deberán aceptar para que deje sus armas nucleares de lado. Según analistas, estos son algunos de los motivos para que Kim Jong-un considere la desnuclearización:

1. La desnuclearización de EE.UU.

Para Corea del Norte, la desnuclearización significa “pasos mutuos para deshacerse de las armas nucleares, incluido el requerimiento de que Estados Unidos elimine el paraguas nuclear que ha puesto sobre Corea del Sur y Japón”, manifiesta un artículo del diario The Washington Post. Por otro lado, Trump habla sobre la desnuclearización de la Península Coreana de manera unilateral, pretende que Kim entregue sus armas nucleares y que permita entrar a inspectores internacionales para asegurarse de que el mandatario cumpla con el compromiso.

“El peligro es entrar en negociaciones con expectativas poco realistas de que Kim simplemente va a entregar las llaves de su reino nuclear. No lo hará”, aseguró Vipin Narang, experto en proliferación nuclear en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés).

2.Reducción de presencia militar estadounidense en Corea del Sur

Otro de los motivos que tendría Kim Jong-un para entregar sus juguetes favoritos sería una reducción de la presencia militar estadounidense en la Península Coreana, aseguró Koh Yu-hwan, profesor de estudios norcoreanos en la Universidad Dongkuk y uno de los asesores de del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

Según la agencia de noticias ABC Internacional, en el encuentro entre Trump y Kim Jong-un se colocaría sobre la mesa el “compromiso de Corea del Norte sobre su desnuclearización a cambio de que EE.UU. no ataque al régimen”, asunto que parece improbable, debido a que Kim Jong-un se ha escudado en la posesión de sus armas atómicas “para que Washington no lleve a cabo un cambio de régimen como en Irak, Libia o la antigua Yugoslavia”.

3. Evitar sanciones económicas

Las acciones diplomáticas que Kim Jong-un se ha atrevido a ejecutar desde hace un mes pueden guardar un objetivo común: Evitar sanciones económicas a nivel internacional. Bajo esta suposición, es natural que Kim Jong-Un quiera establecer comunicación con Estados Unidos, siendo este país uno de los principales promotores de las sanciones económicas hacia Corea del Norte para lograr su desarme nuclear. El presidente Trump declaró que a Kim le conviene negociar con el resto del mundo debido a la “máxima presión” contra el líder norcoreano.

El primer paso que dio Kim Jong-un fue visitar China, principal aliado económico de Corea del Norte, con el motivo de recuperar la confianza y romper las tensiones que escalaron entre las dos naciones por el apoyo de Xi Jinping en las sanciones económicas de la ONU, diseñadas para frenar los programas nucleares de Corea del Norte. Recordemos que en el 2017, la ONU impuso tres rondas de sanciones a Corea del Norte, la medida más severa fue la restricción de casi el 90% del suministro del petróleo y combustible al régimen asiático.

Kim Jong-un también decidió reunirse con Corea del Sur a finales de abril. Analistas coinciden en que el encuentro entre Moon Jae-in y Kim sirve de preámbulo para abrir las conversaciones con Trump. Corea del Sur, al igual que China, apoya a Estados Unidos en las sanciones económicas de la ONU. Por otro lado, al mandatario norcoreano le conviene mostrarse diplomático con el sur para lograr un impacto positivo en su imagen frente a Estados Unidos. 

A pesar de la buena disposición aparente de Kim Jong-un para llegar a un acuerdo, las intenciones detrás de negociar la desnuclearización de la Península Coreana no se muestran muy claras. "La declaración de Kim sobre desnuclearización vino con condiciones previas que suenan muy parecidas a las condiciones previas que hicieron que las conversaciones anteriores fracasaran", expresó Douglas Paal, jefe del programa de Asia en la Fundación Carnegie para la Paz Internacional, en Washington DC.

Por un lado, el mandatario norcoreano cambia su juego político estableciendo relaciones diplomáticas con las principales potencias mundiales, exponiéndose al mundo y proponiendo cambios positivos. Sin embargo, no se debe olvidar que negociar con el líder supremo Kim Jong-un debe tomarse con cautela y precaución.

 

Latin American Post | María de los Ángeles Rubio
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…