ETA plantea su desaparición definitiva

El grupo terrorista someterá a votación a sus miembros, pues considera haber acabado con su “ciclo y función”

ETA plantea su desaparición definitiva

Tras haber abandonado de forma definitiva la violencia en 2011, la banda terrorista ETA anunció su intención de desaparecer para siempre como grupo armado. La dirección del grupo afirma que ya “han cumplido su ciclo y función” en la causa independentista vasca. Aunque la organización no usa las palabras desaparición o disolución en el comunicado, publicado por diario afín Gara, da a entender que su final se producirá este verano.

Tras 60 años de existencia y 829 asesinatos, ETA considera que “el final del ciclo resulta cada vez más evidente y el abandono de la estrategia político-militar marcó el principio del fin de nuestra actividad”. Esta autodesaparición de la banda terrorista debe ser votada y aceptada por los integrantes -que en su gran mayoría permanecen presos, mientras que el resto están fugados o reinsertados-. Este sería el último paso antes de final definitivo.

La cúpula etarra quiere que sus militantes se pronuncien de forma clara acerca de si quieren el final de la organización sobre “una propuesta política” que se votará en bloque. El resultado de estos comicios será concluyente, y en caso de triunfar la disolución “ETA ya no existirá”, según afirma Gara.

La banda agrega: “nos corresponde cerrar el tiempo del conflicto armado y las situaciones relacionadas para enfocar todas nuestras fuerzas en potenciar el proceso político, y la única forma de hacerlo es que tomemos la iniciativa, sin esperar a nada ni a nadie. Ahora le toca a la izquierda abertzale mantener vivo el legado de ETA, pues nosotros no vamos a constituirnos como un partido político legal”. Esta última decisión obedece, según la banda, a que si lo intentaran, tendrían que “reinventar todo: estrategia, funciones concretas y medios de lucha e influencia”.

El documento que la organización está utilizando para esta votación se divide en tres partes:

  1. Contextualización histórica del conflicto con el Estado español.
  2. Resumen de la situación desde el 2009 hasta la actualidad.
  3. Texto en sí sobre la disolución, que será sometido a votación.

En esta consulta participarán los 302 etarras que permanecen encarcelados en 74 centros penitenciarios a lo largo y ancho de España. Adicionalmente, la votación contará con unas pocas docenas de integrantes que permanecen fuera del país en la clandestinidad y aquellos ex-reclusos que ya cumplieron su condena pero tuvieron un papel relevante en la banda.

ETA finaliza el comunicado exhortando a sus militantes a mantener una actitud activa en el terreno político: "Huelga decir que aquellos y aquellas que han sido militantes de ETA tendrán que actuar también en el futuro con la responsabilidad que corresponde a tal condición, manteniendo la honestidad, coherencia y responsabilidad necesarias para el proceso de liberación, y asumiendo el deber de mantener la cohesión interna en la izquierda abertzale".

Este es el último paso para la desaparición total de la banda que asesinó por última vez el 16 de marzo de 2010, cuando durante un tiroteo en Francia uno de los terroristas mató a un policía galo. En España, el último atentado mortal tuvo lugar el 30 de julio de 2009, cuando una bomba adosada a un vehículo causo la muerte de dos guardias civiles en Mallorca.

 

Latin American Post | José María González Alonso
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…