Latinoamérica: un mercado de energías renovables

Conozca cómo Suramérica apuesta por el uso de energías limpias para la conservación del medio ambiente

Latinoamérica: un mercado de energías renovables

Latinoamérica se caracteriza por ser una región extremadamente rica por su biodiversidad y también por ser dinámica en las maneras de generar energía. Sin embargo, por décadas la energía se ha producido a partir de fuentes no renovables como lo son: el petróleo, el carbón y el gas. Este tipo de fuentes están generando grandes impactos negativos al medio ambiente.

Si a esto le sumamos que la demanda de energía en América Latina se cuadriplicó en 2013, con respecto a 1980, debido al crecimiento económico y poblacional, las opciones para generar energía se ven limitadas por el inminente riesgo de que los recursos se acaben. En este sentido, se hace necesario repensar en otras maneras para que el medio ambiente no se vea afectado.

Oportunidad para las energías renovables

De acuerdo con el Análisis del mercado de energías renovables en América Latina realizado por IRENA (Agencia Internacional de Energías Renovables), en 2016, en la región se encuentran algunos de los mercados de energías renovables más dinámicos del mundo. La lista la encabeza la energía hidroeléctrica y de biocombustibles en países como México, Brasil y Chile. Estos países, desde el 2015, están en la lista de los 10 principales mercados de energías renovables del mundo.

Lo anterior no solo significa un paso importante para mitigar el cambio climático, sino que también los encargados de la formulación de políticas son cada vez más conscientes de que este mercado es una oportunidad para generar empleo, aumentar el crecimiento del PIB, reducir costos y crear mayor accesibilidad a la energía, en los casos de la energía eólica y solar.

Aunque la energía solar por paneles sigue siendo relativamente pequeña en la región, en proporción a países como China o Estados Unidos, sí ha tenido un crecimiento notable en Chile, México, Perú y Uruguay. De acuerdo con cifras arrojadas por el Análisis que desarrolló IRENA se evidencia que en el 2012 se emitían 18 GW y, para el 2015 alcanzaron 34 GW las nuevas instalaciones.

Por otro lado, se encuentran los biocombustibles como el sustituto de los combustibles fósiles en países como Brasil, Colombia y Argentina. El uso de biocombustibles es representativo para la generación de empleo, según Adnan Z. Amin, Director General de IRENA “se ha generado más de un millón de empleos en estas nuevas industrias”. Esto presupone una oportunidad importante para potenciar emprendimientos o para el crecimiento de empresas privadas y públicas.

Aunque la adecuación de políticas y modelos económicos de los países son determinantes para que se produzca el uso de otros tipos de energía, (como los mencionados) en América Latina, también es importante caer en cuenta en algunos hábitos contrarios a una alternativa ‘verde’. Por ejemplo, debemos ser conscientes nuestros hábitos personales como no dejar aparatos electrónicos conectados ¿Qué harás hoy por el cuidado del planeta?

 

Latin American Post | Luisa Fernanda Boada Téllez
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…