América Latina: Sin mujeres en el poder

Luego de la seguidilla de mujeres que llegaron a los cargos más altos, la situación no parece repetirse este año

América Latina: Sin mujeres en el poder

América Latina estaba acostumbrada a ver mujeres en el cargo presidencial, incluso hubo 4 mandatarias en simultáneo. Sin embargo, el 2018 encuentra a la región sin mujeres en el poder y pareciera que la situación no cambiará en el corto plazo.

Michelle Bachelet se convierte en un símbolo. Como presidenta de Chile, Bachelet fue la primera en obtener el poder a través de elecciones en América Latina en el año 2006. Paralelamente, la chilena es la última en abandonar el cargo, tras su segundo mandato no consecutivo en 2017.

Bachelet personifica la lucha de las mujeres por alcanzar los cargos más altos en una región, en donde esto no era una situación común. Entre sus mandatos, la ex presidenta estuvo al mando de ONU Mujeres, como primera Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva desde su creación.

Bachelet suele referirse al ‘techo de cristal’, una barrera invisible que impide a las mujeres alcanzar las mismas posiciones de poder que los hombres. Bachelet rompió ese techo de cristal en la región e inauguró un período de mujeres en la esfera política, como supo decir en una entrevista con la BBC: "yo soy presidenta casi a pesar de ser mujer".

A la ex mandataria chilena, le siguió Cristina Fernández de Kirchner en 2010. Kirchner se convirtió en la primera mujer en ser elegida a través de elecciones para ocupar el cargo presidencial en Argentina y la segunda en ejercerlo. Kirchner tuvo dos mandatos consecutivos, por lo que mantuvo el cargo hasta el 2015.

Vale la pena aclarar que la primera mujer en convertirse en presidenta de Argentina fue María Estela Martínez de Perón, quien asumió la presidencia tras la muerte de su esposo Juan Domingo Perón en 1974. En 1976, Perón fue depuesta por un golpe cívico-militar.

También en 2010, Costa Rica eligió a Laura Chinchilla como su primera presidenta. En Brasil, en 2011, Dilma Rousseff se convirtió en presidenta, convirtiéndose en la primera mujer en hacerlo en el país. Durante su mandato ocupó los primeros puestos de la lista de mujeres más poderosas del mundo, según la revista Forbes.

¿Cuál es la relevancia de los mandatos?

Con la llegada del segundo mandato de Bachelet en 2014, la región vio por primera vez que cuatro países tenían como jefes del ejecutivo a cuatro mujeres, todo un hito para América Latina.

La relevancia de los mandatos de estas mujeres aumenta en importancia si se considera los países que dirigieron. En el caso de Brasil, la nación es potencia latinoamericana y líder de la región; Argentina posee una amplia trayectoria diplomática en la región; Chile es la quinta mayor economía de la región (según el PBI con la renta per cápita más elevada, según el Banco Mundial); finalmente, Costa Rica es ejemplo democrático para América Central.

Cabe resaltar que las gestiones de estas cuatro mandatarias no han sido fáciles y, a lo largo de sus periodos las presidentas tuvieron complicaciones.

Escándalos y corrupción  

Bachelet, en Chile, abandonó la presidencia a finales de 2017, en un enroque democrático con Sebastián Piñera. Bachelet dejó el cargo on una disminución de su popularidad tras supuestas actividades ilícitas de su hijo en el sector inmobiliario. La ex presidenta ya tiene nuevo empleo, desde junio de 2018 la ex presidenta encabezará Partnership for Maternal, Newborn & Child Health (Alianza para la Salud de la Madre, del Recién Nacido y del Niño).

En Argentina, Fernández de Kirchner cumplió sus dos mandatos constitucionales. Sin embargo, Kirchner es foco de las críticas de la oposición y es acusada por corrupción. Actualmente, la ex presidenta está siendo procesada por distintas causas. No obstante, gracias a su función como senadora, Kirchner tiene fueros que son garantizados en la Constitución. A pesar de las acusaciones y los procesos en su contra, la ex mandataria continúa gozando de altos grados de popularidad y podría ser candidata en el 2019.

La administración de Chinchilla, en Costa Rica, provocó el crecimiento de la economía entre un 4 y 5%, según la CEPAL. El incremento provocó que Costa Rica sea una de las naciones latinoamericanas que más creció. A pesar de estos avances, la ex presidenta cosechó la peor calificación que la ciudadanía le dio a los últimos presidentes. De acuerdo con la consultora Unimer, el 60% de los ciudadanos consideraba su administración como negativa y su mismo gabinete la criticó públicamente.

En Brasil, Dilma fue acusada de violar la ley presupuestaria y la ley de probidad administrativa. Asimismo, Rousseff fue eje de sospechas por actos de corrupción en el caso del Lava Jato. A través de un impeachment, Rousseff fue apartada del gobierno. Michel Temer asumió la presidencia interina. Sin embargo, Temer presentó un gabinete sin mujeres con la totalidad de hombres blancos, lo cual fue una crítica abierta de la opinión pública.

Tras una reducción en la brecha de género en la política, parece que esa marea rosa llegó a un punto de inflexión y ahora comienza a retroceder. No se ve a corto plazo la elección de mujeres para los altos cargos de la región.

 

Latin American Post | Jonatán Carné
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…