México: el cementerio de la libertad de expresión

Por los asesinatos a periodistas el país latinoamericano parece más una dictadura que una democracia