fbpx

Feminismo en Irán: ¿Qué están pidiendo las mujeres?

Las protestas abanderadas por el feminismo en Irán han puesto a temblar el régimen del Ayatolá. ¿Qué piden las iraníes?

Mujeres en Irán

Foto: Fatemah Bahram (Agencia Anadolu/Getty Images)

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Why Are the Women Protesting In Iran?

Actualmente, Irán está viviendo una de las protestas más grandes en los últimos años. Incentivada por la represión a las mujeres, miles de manifestantes han desafiado al régimen ultraconservador del ayatolá.

¿Por qué protestan las mujeres?

Las manifestaciones en Irán iniciaron por la muerte de Mahsa Amini, una joven de 22 años, quién falleció en poder de la policía de la moral iraní, luego de que la detuvieran por no seguir el código de vestimenta. Miles de mujeres han encontrado en Amini una conexión por la represión y abuso que sufren por la misma institución y por el sistema machista de Irán.

¿Qué están pidiendo las mujeres?

Resumir todo el descontento de los manifestantes en un par de razones no es justo, pero sus quejas están relacionadas con una cultura machista, ultraconservadora y misógina en contra. Hoy las iraníes no solo protestan por cambios en los códigos de vestimenta, también luchan por derechos, empleos y ser escuchadas.

Lee también: Mujeres en Irán ponen a temblar al régimen del Ayatola ¿El fin de la revolución islámica? 

Una lucha que está siendo simbolizada por el uso de velos, tiene un trasfondo feminista mucho más grande. Hoy las mujeres en Irán buscan mayor protección del Estado, cambios en los códigos de vestimenta, trato de la policía moral, acceso a empleo y mayores derechos e igualdad.

Velo y código de vestimenta:

En Irán, la utilización del velo, camisa con manga larga y pantalones (o jeans) es obligatorio para las mujeres. Ya sea en la calle o su propio vehículo, si las mujeres no llevan la ropa adecuada y según estrictas normas, pueden ser multadas o acosadas por la policía o por cualquier hombre.

Además, si la camisa no cumple ciertos parámetros o el velo no está bien puesto, también son abordadas por las autoridades. De negarse a cumplir con las normas, pueden ser detenidas.

Seguridad:

Las mujeres persas, al igual que en Latinoamérica, reciben todo tipo de acoso callejero. Una cultura machista que permite a varios hombres abordarlas impunemente y hacerlas sentir incómodas e inseguras.

Igualdad:

Igualmente, las mujeres hoy piden igualdad también ante la ley. Hace unos años, la muerte de un hombre en un accidente representaba un pago en compensación a la familia, pero si la que fallece es una mujer, se pagaba la mitad. Esto duró vigente hasta hace 2019, cuando la Corte Suprema ordenó el cambio. Desde 2008, el pago de esta compensación era el mismo, pero solo en casos de accidentes de tránsitos. También, son los hombres los que pueden pedir un divorcio, a diferencia de la mujer que no tiene el mismo derecho. 

Trabajos:

A pesar de que en Irán, las mujeres representan la mayoría de aplicantes a Universidades y la población es altamente educada, el acceso a trabajos es limitado. Las tasas de desempleo femenino tienden a duplicar las de los hombres 

Así vivían las mujeres antes de la revolución islámica

Irán antiguamente era uno de los países más liberales del mundo islámico. Aún se consiguen fotos que muestran cómo era la vida en el país persa antes de la revolución islámica de 1979. Mujeres caminando por las calles sin códigos de vestimenta,  sin utilizar velo y su pelo al descubierto, con mangas largas o cortas, con faldas, etc.

Tampoco había segregación de género. En las escuelas y universidades asistían hombres y mujeres por igual. Había discotecas y lugares de entretenimiento. Las mujeres tenían los mismos derechos políticos que los hombres, etc. Era considerado uno de los países más “occidentales” de toda la región.

¿Por qué cambió todo esto?

Irán era una monarquía, donde el Shah era el máximo jerarca. El último de la dinastía Kayar, de origen turco y que estuvo desde 1785 hasta 1925 en el poder. Ahmad Shah Qayar fue el último representante de la dinastía Kayar. Luego de un golpe de Estado, llegó la dinastía Pahlaví, en cabeza de Reza Pahlaví. Su hijo, Mohammad Reza Pahleví, fue depuesto en 1979 por los fieles al ayatolá Jomeini (líder religioso).

Los fieles al ayatolá estaban cansados de la occidentalización del país, el exilio de Jomeini y la impopularidad del Sah. Las movilizaciones dieron con el derrocamiento del monarca y la victoria de la revolución, enmarcada con el regreso de Jomeini. Desde ese momento, Irán se convirtió en una República Islámica.

Con la llegada del régimen del ayatolá, Irán impuso leyes ultraconservadoras a una población que ya había probado las mieles de liberales. Es por esto, que hoy los iraníes en público deben sostener una postura apegada a la Sharía (leyes islámicas), pero en privado, muchos en las grandes ciudades viven una vida liberal.