fbpx

Diversidad empresarial: los beneficios puede aportar al ambiente laboral

A mayor inclusión y diversidad laboral, mejor es el desempeño que puede tener una empresa. Conoce algunos de los beneficios de contar con personal diverso.

grupo de trabajo diverso

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Yolanda González Madrid

Escucha este artículo


Read in english: Business Diversity: the Benefits It Can Bring to the Work Environment

¿A dónde apuntan las compañías que buscan fortalecer su estructura y ser sostenibles a lo largo de los años? Sí, a la diversidad. En pleno siglo XXI, para nadie es un secreto que no hay mejor estrategia para superar a los competidores y generar mayores ganancias que un ambiente laboral diverso y que apueste a la inclusión. En ello radica una clave importante para que el personal sea más competitivo y aporte el 100% en todo momento.

Entonces, la diversidad empresarial no es más que un espacio de trabajo que está compuesto por trabajadores con distintas capacidades, pero sobre todo donde no hay distinción de sexo, raza, edad, educación, habilidades, nacionalidad u orientación sexual. De hecho, es en este punto donde el departamento de Recursos Humanos tiene entre sus manos la importante decisión de aplicar dicha inclusión y, de esa manera, convertir a la compañía en un lugar más heterogéneo capaz de sacar lo mejor de cada uno.

La importancia de un reclutamiento diverso e inclusivo

Antes de saber qué beneficios puede aportar la diversidad empresarial, es importante tener en cuenta que sin una buena estrategia de reclutamiento no se tendrá ese ambiente laboral inclusivo. Y es que parte de esas ventajas se traducen en contar con un abanico más grande de habilidades y experiencia, así como tener también un grupo de trabajo rico en cultura. Portales especializados como Capterra, que tiene más de 10 años promoviendo esta inclusión, asegura que aplicando los métodos adecuados se pueden alcanzar las innovaciones y objetivos que se propongan.

Entre los consejos de esta institución destaca, primero que nada, el revisar los anuncios de trabajo publicados. En ocasiones, se ofertan vacantes pero solo orientados a cierto grupo de personas y con una experiencia específica. De ser así, es aconsejable hacer un esfuerzo para modificarlos y convertirlos en anuncios más inclusivos, ya que de esa manera podrían aparecer más y mejores candidatos para el puesto en cuestión.

Lee también: Las mejores empresas para trabajar en Latinoamérica

Otro punto a resaltar pasa por las políticas empresariales. La idea, por supuesto, es que atraigan a la mayor cantidad posible de candidatos diversos y para ello se pueden incluir cambios que tengan que ver con la programación de festividades religiosas u otro tipo de eventos. Asimismo, fomentar el diálogo es un paso fundamental para que los empleados tengan la libertad de opinar si alguna política empresarial está obstaculizando a la diversidad.

Por último, una estrategia que suele dar grandes resultados es la creación de una cartera de talentos con diversos candidatos. Un truco sencillo y efectivo es hacer varias listas de una misma minoría demográfica, lo cual aumentará las posibilidades de poder escoger a uno (o varios) y de esa manera armar un grupo de trabajo más equitativo. Obviamente, lo primordial serán las habilidades de cada aspirante, ya que la idea es que sea la mejor contratación independientemente de su origen.

Beneficios de la diversidad empresarial

Según un estudio de McKinsey & Company, consultora pionera en la investigación sobre los beneficios de la inclusión en las instituciones, aquellas que apuestan a la diversidad empresarial tienden a destacarse sobre el resto. El informe, que se centra en varias empresas de Latinoamérica, asegura que los trabajadores tienen un 111% más de probabilidades de ser auténticos y mostrarse tal como son, siendo más felices, comprometidos y con aspiraciones a llegar a puestos más altos en la compañía. Dicho en otras palabras, con un gran ambiente laboral como ese, mayores son los desempeños y las ganancias colectivas.

¿De qué otras tantas maneras se pueden obtener beneficios? Uno de los más destacados es el mejoramiento de la imagen de la empresa. Contar con esa reputación de inclusivo y de cero discriminación tiende a ser una actitud positiva a la vista de los clientes o consumidores, quienes ven tales detalles como acordes y correctos con la realidad mundial. Incluso, este punto podría extenderse internamente, ya que a cualquier profesional le gustaría aportar sus talentos en ambientes de este estilo.

Ayuda a comprender a los clientes y prevenir posibles conflictos. Y es que resulta coherente tener un grupo de trabajo diverso que pueda representar a toda clase de público, además de brindar un panorama más completo del escenario social que representa la empresa. A su vez, la inclusión es capaz de evitar aquellos problemas que surjan por mensajes discriminatorios que choquen con alguna comunidad. Esto, sin duda, le dará mayor valor a las decisiones de la compañía.

Productividad que traspasa fronteras. Ciertamente, toda empresa busca no solo generar ganancias, sino también llegar a otros mercados, pues a fin de cuentas el objetivo es ser próspero. Por una parte, mientras exista una convivencia sana y de respeto hacia la inclusión, el ambiente laboral será más unido, optimista y con mejores índices de producción. Mientras que por otro, esa misma diversidad permitirá conectar y abrir puertas hacia otros horizontes, siendo capaces de adaptarse a nuevas necesidades.

El éxito está en la variedad. Por último, y como ya lo hemos venido diciendo, la diversidad te garantiza diferentes formas de ver las cosas. Esto se traduce en mayor creatividad, a la hora de generar ideas nuevas; en mayor innovación, cuando todas las perspectivas se fusionan de manera novedosa; y en mejores tomas de decisiones, gracias a las distintas identidades y pensamientos del grupo de trabajo.