fbpx

¿Por qué Estados Unidos quiere prohibir la venta de los datos de localización?

Un proyecto de ley en el Senado estadounidense busca prohibir que los datos de localización obtenidos de teléfonos inteligentes sean vendidos.

Mujer embarazada usando un teléfono inteligente.

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Luis Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: Why Does the US Want to Ban the Sale of Location Data?

Cada vez se ha vuelto noticia, con mayor frecuencia, el uso que las empresas dan a los datos de los usuarios. Son datos sensibles que dan quienes tienen acceso a teléfonos inteligentes u otros dispositivos tecnológicos y que, en la mayoría de las ocasiones, no saben en manos de quién terminan o qué uso se les da. Debido a esto, los gobiernos principalmente de Europa y Estados Unidos han impulsado un mayor control a las redes sociales y a las grandes empresas tecnológicas para mejorar la seguridad y el manejo de los datos de los usuarios, en especial cuando ponen en peligro la seguridad nacional.

"La gota que derramó el vaso"

En el pasado reciente hemos visto casos como el de Facebook, que fue multada con $5.000 millones de dólares por el escándalo de Cambridge-Analytica. Esta última fue acusada de prácticas ilegales para la manipulación de elecciones en distintos países, incluido Estados Unidos, gracias al acceso a datos y perfiles de usuarios que Facebook dio a la empresa. Tanto la empresa de Mark Zuckerberg, como otras empresas tecnológicas aseguraron que mejorarían la seguridad y el manejo de los datos sensibles de los usuarios, pero las regulaciones no se detuvieron, esto para garantizar la seguridad de los usuarios.

Otro de los momentos más álgidos sobre el manejo de los datos vino cuando se dio a conocer que aplicaciones como TikTok tenían relación con el gobierno de China. La preocupación de gobiernos como el estadounidense y de países europeos llevó a limitar la salida de los datos de sus respectivos países por el temor de que terminaran en manos de China o Rusia.

En este clima de cuestionamientos a las aplicaciones y empresas tecnológicas se dio a conocer, en un artículo de Vice, que la empresa SafeGraph vendió los datos de localización de mujeres que asistieron a clínicas de aborto en los Estados Unidos, práctica que no es ilegal pero que se encuentra en una batalla para que sea prohibida. Esta información sensible, además de violar la privacidad de miles de mujeres, plantea problemas futuros que reforzarían la criminalización del aborto con consecuencias serias para las mujeres involucradas, fue así "la gota que derramó el vaso".

El proyecto de ley

Ante este problema, más de 40 legisladores en Estados Unidos, entre ellos Bernie Sanders, solicitaron a Google que no recopile ni comparta datos sensibles de los usuarios, especialmente los de localización. Los peligros que representa la filtración de información no se limitan sólo a su venta, sino también puede prestarse a la criminalización como el aborto o la homosexualidad, como ocurre en algunos países musulmanes donde localizan a hombres homosexuales, a través de aplicaciones de citas, para castigarlos. Con este problema de fondo es que se ha impulsado la ley "Health and Location Data Protection Act", que busca prohibir la venta de datos especialmente los de localización que pueden ser usados de forma peligrosa para la seguridad personal y para temas de seguridad nacional.        

La senadora Elizabeth Warren, impulsora del proyecto junto a otro grupo de legisladores, busca que la ley prohiba la venta de datos de localización de los usuarios, que terminan en los mercados negros, una industria que en conjunto vale unos $2 mil millones de dólares según datos de GeoSpatialWorld. Ante el temor de la población general, el proyecto de ley trata de garantizar la seguridad de los datos e información de los usuarios. TikTok por ejemplo ha llegado a un acuerdo con Oracle para hacer uso de su nube donde almacenará todo el contenido y datos de los usuarios estadounidenses, para evitar así que salgan del país.

Pero Estados Unidos no es el único con paranoia, de acuerdo con Fortune, en China también se ha vuelto un problema la seguridad, sólo que en este caso es debido al temor del gobierno chino y no necesariamente de los ciudadanos. Hace unos días se prohibió la entrada a vehículos Tesla en una pequeña ciudad del país asiático debido a esta preocupación por el manejo de datos de usuarios que mal utilizados pueden representar un claro peligro.

También puedes leer: Científicos crean piel para cubrir un robot

¿Cómo prevenir el mal uso de mis datos?

Quizá es una de las preguntas más comunes, la respuesta es simple pero no sencilla de realizar, para empezar no debemos proporcionar nuestros datos sensibles a cualquier aplicación, por muy interesante que parezca. ¿Recuerdas aquella aplicación vital que se utilizaba para envejecer el rostro en las fotos? No fueron pocas las personas que señalaron que estas aplicaciones solicitaban datos del usuario, así como acceso a todo el teléfono móvil y sus funciones. Como usuario de servicios de aplicaciones o la red de internet tienes derecho a saber qué información tienen de ti y también a que sea eliminada. En las aplicaciones de Meta es posible descargar una copia de la información que la empresa posee de nosotros.