fbpx

Justin Bieber y otros: ¿Cómo han lidiado las celebridades con su salud en la luz pública?

A propósito del anuncio de Justin Bieber sobre su padecimiento analizamos otros casos de famosos con alguna enfermedad y su manejo a nivel público

Photo: Pixabay

LatinAmerican Post | Luis Angel Hernández Liborio

Read in english: Justin Bieber and Others: How Have Celebrities Dealt With Their Health in the Public Eye?

Justin Bieber anunció recientemente sobre la parálisis facial que sufre debido al síndrome de Ramsay Hunt, a propósito de este hecho hemos revisado los casos de otras celebridades que luchan o han luchado contra alguna enfermedad grave. Además de combatir el diagnóstico, han tenido que decidir si mantenerla en privado o hacerla pública debido a las especulaciones y curiosidad que despierta entre sus seguidores, estos casos son algunos de los más famosos.

Justin Bieber y su lucha contra las enfermedades

No es la primera vez que el cantante canadiense hace pública alguna condición de salud. En 2020 anunció que padecía la enfermedad de Lyme, una infección causada por la picadura de algunos tipos de garrapata. Como consecuencia, esta enfermedad causa una lesión cutánea que no produce dolor y se cura en pocos días, pero los síntomas pueden ser mayores: dolor en articulaciones, cuello, de cabeza, rigidez, mareos y caída de uno de los lados del rostro, entre otros, de acuerdo con la Clínica Mayo.

Ahora, en 2022, Bieber anunció que padece el síndrome de Ramsay Hunt, una enfermedad causada por el virus de la varicela que se reactiva años después de padecerla causando erupciones, parálisis facial y problemas del oído que pueden volverse permanentes sin el tratamiento correcto, según datos de la misma clínica. En la superestrella, la parálisis es el signo más evidente de la enfermedad, el cantante decidió hacer pública su condición, situación a la que sus fans respondieron con numerosos mensajes de apoyo.

Selena Gómez, el shock del lupus

Selena Gómez anunció en 2015 que padece lupus, una enfermedad autoinmune, esto es que el sistema inmune del cuerpo ataca sus propios tejidos y órganos. El lupus causa una inflamación grave que se añade a erupciones, lesiones, dolor, daños renales, etc. La cantante de origen latino tuvo que someterse en 2017 a un transplante de riñón debido a la enfermedad. La estadounidense hizo pública su enfermedad debido a que se sintió presionada por los rumores de sus seguidores que consideraron que se encontraba en problemas de adicciones.

También puedes leer: La justicia como reality: 5 famosos juicios televisados

Michael J. Fox y el Parkinson

El célebre protagonista de la trilogía de "Back to the future" reveló en 1998 que padecía Parkinson, un trastorno que provoca movimientos involuntarios entre otros síntomas. Sin embargo, el actor supo de su condición desde 1991, durante esos 7 años cayó en el alcoholismo y la depresión hasta que aceptó su enfermedad. Tras hacerlo público, el estadounidense se ha convertido en un activista por la investigación para combatir la enfermedad a través de la Michael J. Fox Foundation. Aunque ya no actúa, sigue participando en algunos programas, como actor de voz e incluso con su propia serie: The Michael J. Fox Show.

Chadwick Boseman, víctima del cáncer

Boseman falleció en 2020 debido a complicaciones por cáncer, el actor tenía 43 años y se encontraba en la cima de su carrera. Para el mundo entero, su enfermedad era un secreto. Al intérprete de Black Panther le fue diagnosticado el cáncer desde 2016, pero decidió que no se hiciera público, muy pocas personas sabían de su situación. Por ello, resultó sorpresiva su muerte y la razón de ello, Boseman siguió trabajando en sus diferentes compromisos en la industria del cine mientras recibía tratamiento para el cáncer. Dejó así un legado no sólo como superhéroe, sino como un activista de los derechos de los afroamericanos. 

Robin Williams, la enfermedad silenciosa

Uno de los actores más recordados por hacer reír a las personas, su carisma y aparente felicidad contrastaba notablemente con la profunda depresión en la que vivía. Williams padecía demencia con cuerpos de Lewy, una enfermedad neurodegenerativa similar al Parkinson y al Alzheimer. El estado mental de Robin Williams no se conoció hasta después de su muerte, un aparente suicidio, creando una reflexión pública sobre el peligro de las enfermedades mentales y neurodegenerativas como asesinos silenciosos. Al igual que en el caso de Chadwick Boseman, Robin Williams no quiso hablar públicamente sobre su enfermedad, por lo que su fallecimiento también causó gran conmoción en el mundo.

Charlie Sheen, víctima del chantaje

El protagonista de numerosos éxitos en la pantalla chica y en la pantalla grande admitió públicamente en 2015 que era portador del VIH. Sheen denunció que había sido extorsionado desde 2011 por personas de su círculo cercano. En entrevista para la cadena NBC, el actor afirmó haber pagado hasta 10 millones de dólares debido a esto. Así que Sheen fue prácticamente obligado a revelar su condición como VIH positivo para poner fin al chantaje del que era objeto, sólo cuatro años pudo mantenerlo en secreto. 

Angelina Jolie, un paso adelante

La famosa actriz tiene antecedentes genéticos que la predisponen a padecer distintos tipos de cáncer, así que ha ido un paso adelante y se ha sometido a diversas operaciones para extirpar diferentes órganos de su cuerpo. Su madre, su abuela y su tía fallecieron debido al cáncer, así que en su intento de reducir las posibilidades es que ha realizado las cirugías. Fue la misma Angelina Jolie quien lo reveló públicamente, hecho que motivó la reflexión sobre la importancia de la prevención y el monitoreo de esta enfermedad.