fbpx

Efecto Benjamin Button: ¿Se puede revertir el envejecimiento?

David Sinclair, genetista de la Universidad de Harvard, consiguió, junto con su equipo, revertir el envejecimiento en ratones ¿Será posible lograr un efecto similar en humanos?.

Mujer mirándose al espejo

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Joshua Radesca

Escucha este artículo


Read in english: Benjamin Button Effect: Can Aging Be Reversed?

Envejecer es una parte inevitable de la experiencia humana. Siempre se ha considerado un hecho ineludible que con el paso de los años el cuerpo humano se deteriora y pierde la vitalidad y fortaleza propia de las primeras décadas de vida. Así, cuando un individuo llega a una edad avanzada, aparecen en él enfermedades típicas de la vejez. También es usual que las personas de la tercera edad recuerden con añoranza tanto el aspecto, como la salud de la que gozaba durante su juventud. Incluso, no llegan a ser pocos los que afirman que darían lo que fuera por volver a ser 10, 20 o 30 años más joven.

Los últimos estudios científicos en el área del envejecimiento parecen indicar que el deseo de mantenerse físicamente joven y saludable, en algún momento podría dejar de ser un anhelo, o algo posible solo en la ficción, para convertirse en una realidad. Investigaciones como las llevadas a cabo por el profesor de genética de la Universidad Harvard, David Sinclair y su equipo, están sentando las bases para que en un futuro la humanidad pueda disponer de un método para retrasar o "mejorar" la vejez.

En un artículo científico, Sinclair y su equipo exponen cómo consiguieron rejuvenecer las células de un ratón, logrando con ello que el roedor recuperara la visión que había perdido a causa de su edad.“Ahora tenemos control sobre el proceso de envejecimiento” aseguró el profesor de Harvard en una reciente conferencia en la que también señaló los avances efectuados en su laboratorio. “Sabemos que será posible extender la vida humana más allá de lo que podemos imaginar actualmente”, indicó igualmente Sinclair

¿Cuáles son los avances obtenidos con esta investigación? ¿Cuál podría ser su influencia a futuro? Eso es lo que te contaremos en este artículo.

El envejecimiento como enfermedad

David Sinclair es un genetista que lleva más de veinte años estudiando por qué envejecemos, con el fin de encontrar un modo de hacer frente a ello. Dirige un laboratorio en Harvard. Es autor del bestseller “Alarga tu esperanza de vida: Cómo la ciencia nos ayuda a controlar, frenar y revertir el proceso de envejecimiento”, y ha recibido decenas de reconocimientos por su trabajo.

Este investigador considera el envejecer como una enfermedad que podría ser tratada, e incluso curada en algún momento. Sinclair explica que “necesitamos proteger todo el cuerpo de los estragos del envejecimiento, de hecho, la mayoría de las enfermedades que hoy nos matan no son las enfermedades del corazón, el cáncer y el alzheimer. Estos son solo nombres para los efectos del envejecimiento en el cuerpo”. Siguiendo esta idea, asegura que “si abordamos el envejecimiento, si revertimos el envejecimiento, estas enfermedades no deberían ocurrir”.

¿Es posible un efecto Benjamin Button?

En la película de 2008 “El curioso caso de Benjamin Button”, se cuenta la historia de un hombre que nace con el aspecto de un anciano y el cual con el transcurso de los años se iría volviendo más joven. Este relato de ficción plantea la idea de un cuerpo que invierte el proceso natural y logra rejuvenecer. Ello ha inspirado la expresión “Efecto Benjamin Button”, la cual puede usarse para referirse a tratamientos que buscan revertir el paso del tiempo en el cuerpo humano y ofrecer resultados que luzcan naturales.

El trabajo de Sinclair parece apuntar en este sentido. “Se puede llevar la edad de una célula a cero y convertirla en una célula madre. Hay un conjunto de genes llamados genes Yamanaka que hacen eso. Lo que hicimos en mi laboratorio fue tomar un subconjunto de esos genes, tres de ellos. Esos tres genes que normalmente se usan para hacer un embrión, cuando los colocamos en un ratón adulto, en realidad hicieron que el ratón fuera más joven”, explicó el profesor de Harvard. Los investigadores usaron este procedimiento para reparar el nervio óptico dañado en un roedor, devolviéndole con ello una visión comparable a la que poseía en su juventud.

Lee también: Claves para aumentar la fertilidad en el día a día

Lo alcanzado con esta investigación es hacer que un órgano regrese a un punto anterior de sí mismo y comience un nuevo proceso de envejecimiento. Sinclair asevera que en su laboratorio han logrado rejuvenecer el cerebro y músculos de ratones. Actualmente trabajan para efectuar lo mismo en todo el cuerpo de estos.

“Predigo que un día, será normal ir a un médico y obtener una receta para un medicamento que te hará retroceder una década”, dijo el genetista.

¿Qué hacer para retardar el envejecimiento?

Aunque los avances de estas investigaciones son prometedores, todavía faltan años para que se puedan emplear en humanos. Mientras ello ocurre, Sinclair comparte varias estrategias básicas para retardar el proceso de envejecimiento. Algunas de ellas son alejarse de las dietas tradicionales enfocadas en tres comidas diarias y preferir aquellas que fomentan el ayuno y limitan el número de platos por día, perder el aliento haciendo ejercicio, reducir el estrés, comer muchas plantas y dormir bien.

Como puede verse, este tipo de investigaciones prometen cambiar la manera en que los seres humanos debemos afrontar los estragos del tiempo, haciendo posible que en un futuro podamos mantenernos durante más años rebosantes de juventud y energía