fbpx

Reseña "Top Gun: Maverick": un vuelo de altura directo al éxito

Tom Cruise regresa a la gran pantalla con uno de sus personajes más icónicos. Esta es nuestra reseña sobre "Top Gun: Maverick".

Fotograma de la película 'Top Gun: Maverick'

Foto: YT-Paramount Pictures

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: Review "Top Gun: Maverick": a High Flight Straight to Success

¿Quién iba a pensar que 36 años después de haberse estrenado en los cines, una de las películas más épicas de finales de los 80's tendría una secuela mucho mejor? Dicen que las segundas partes nunca superan a las primeras, pero lo que se ve en "Top Gun: Maverick" es simplemente digno de admirar y de seguir el ejemplo para quienes desean conseguir el éxito con estos clásicos del cine. Adrenalina, amor, amistad y nostalgia, los ingredientes que vuelven a colocar en las alturas a Tom Cruise con uno de sus personajes más icónicos.

Los años no parecen haberle pasado por encima al capitán Pete «Maverick» Mitchell, uno de los mejores aviadores (sino el mejor) de la Armada de los Estados Unidos, y luego de más de 30 años de servicio se mantiene en el mismo lugar donde muchos lo conocimos: surcando los cielos con algún avión. Evitando a toda costa un ascenso de rango que lo obligue a quedarse en tierra, el nuevo y quizás último encargo a Maverick será el de entrenar a un grupo de nuevos pilotos para una misión especializada y peligrosa. Lo que sucede desde entonces es un viaje de emociones imposible de describirlas apropiadamente con palabras.

Para esta secuela de "Top Gun" el director es Joseph Kosinski, quien ya trabajó con Tom Cruise en el film "Oblivion". Asimismo, entre los guionistas también está otro conocido del actor: Christopher McQuarrie, que lo dirigió en "Jack Reacher" y en las últimas entregas de "Misión Imposible". Pero también vale destacar la calidad del reparto que lo acompañan en escena; Miles Teller, como Bradley «Rooster» Bradshaw; Jennifer Connelly, como Penelope «Penny» Benjamin; Jon Hamm, como el vicealmirante Beau «Cyclone» Simpson; Ed Harris, como el contraalmirante Chester «Hammer» Cain; Glen Powell, como el teniente Jake «Hangman» Seresin; entre muchos otros.

Lee también: Stranger Things 4: el esperado estreno de la cuarta temporada

¡Más acción, más peligro, más épica y a mayor altura!

Antes que nada, hay un detalle primordial que se debe mencionar. Si eres de lo que nunca vio la primera película (te recomendamos que lo hagas pronto) e irás a ver esta no te preocupes, ya que "Top Gun: Maverick" funciona perfectamente como un film independiente, pero que además te va lanzando algunas cápsulas para que comprendas ciertas cosas de su historia. De hecho, para los más nostálgicos, volveremos a ver por imágenes de archivo a personajes como Charlie (Kelly McGillis), Goose (Anthony Edwards) y Carol Bradshaw (Meg Ryan).

Ahora bien, ¿qué ha hecho este film para que enamore a propios y extraños? Uno de esos detalles que hizo casi perfecta tanto a su predecesora como a esta se posa sobre los vuelos de verdad con aviones reales. En una época donde el CGI es parte esencial de muchas producciones, "Top Gun: Maverick" se caracteriza en su mayoría por darle esa sensación de realismo a los espectadores, con escenas de combate y los sonidos de motores más brillantes de las últimas décadas. Justamente, ese fue el sello de calidad que Tom Cruise y las productoras quisieron realzar pese a lo costosa y riesgosa que pudiera ser.

Yéndonos más a fondo en este punto, la única manera de sentirse dentro de una cabina de un F-18 era aplicando dicha fórmula. Para ello, tanto Cruise como el resto de actores se sometieron a un entrenamiento real con pilotos expertos para proyectar esa adrenalina al máximo. Además, el toque de Kosinski es todo un homenaje a lo realizado en 1986 por el fallecido director Tony Scott, con planos maravillosos que se mezclan entre el ruido de exteriores con la tranquilidad en interiores. Visualmente se llega a un punto en que la claustrofobia y el vértigo de estar a cielo abierto te hacen sentir como uno más dentro de la trama.

En cuanto a Cruise, ¿qué más se puede decir?. No solo se trata de una actuación a la altura, sino que además es tan visionario como comprometido con sus proyectos. Los años no parecen haberle pasado por encima ni a él ni a Maverick, que luego de este tiempo cuenta con un porte más calmado y reflexivo, aceptando las bromas de los más jóvenes y manteniendo su esencia ante sus superiores. Dicho en otras palabras, esta versión de Maverick es el resultado de lo que le suceden a los rebeldes con talento cuando van pasando las décadas. Eso sí, el carisma y la sonrisa nunca pueden quedarse atrás.

En definitiva, "Top Gun: Maverick" es de esos pocos relanzamientos del cine que puede presumir de superar a la original, tanto en el aspecto técnico como en la historia de fondo. A medida que te apegas a los personajes, disfrutas de los combates aéreos y quedas cautivado por el poder de su sonido, la trama va tomando giros inesperados que te dejarán sin aliento. Sin lugar a dudas, el mejor viaje hacia el peligro y la adrenalina en este 2022 lo tendrás junto a Pete «Maverick» Mitchell.