fbpx

Más allá de Tesla: otras grandes compañías que lideran la fabricación de automóviles eléctricos

Compañías como Ford, Volkswagen, Rivian, Nissan y Einride apuestan por competirle en la venta de autos eléctricos a Tesla Motors y sobrepasarla a futuro.

carro electrico de ford

Foto: Ford

LatinAmerican Post | Nicolás Donoso

Escucha este artículo


Read in english: Beyond Tesla: Other Big Companies Leading Electric Car Manufacturing

Por muchos años la fabricación de automóviles eléctricos ha generado una competencia feroz en el mercado por ver quién es la marca que más coches eléctricos logra vender año tras año. Y en ese sentido, Tesla Motors, desde 2003 hasta la fecha se ha transformado en una de las compañías que más coches logra vender en Estados Unidos y en una de las más apetecidas por las personas en el territorio.

De acuerdo a los datos entregados por el periódico semanal Automotive news, que está diseñado para aquellos y aquellas amantes de la industria automotriz, en el primer semestre de 2022 Tesla vendió 113.882 coches en Estados Unidos, es decir, la marca de Elon Musk logró incrementar sus ventas en un 59% respecto al año pasado. Una cifra destacada, ya que desbanca a otras grandes compañías como BMW, Lexus o Mercedes-Benz.

Ante este panorama, en el siguiente artículo te proponemos conocer otras grades compañías que van conquistando espacios en lo que a la fabricación y posterior venta de coches eléctricos se refiere en todo el mundo. Ford, Volkswagen, Rivian, Nissan y Einride tienen pretensiones bastante grandes y ambiciosas.

Ford

Con el fin de continuar siendo competitivos en el mercado, recientemente Ford anunció que únicamente venderá coches 100% eléctricos en Europa a partir de 2030. Una propuesta ambiciosa y que terminaría con el motor de gasolina. Esta novedosa medida significará una inversión de 1.000 millones de dólares en la fábrica que tiene en Colonia, Alemania. Es la mayor inversión en toda su historia y esperan con esto a su vez generar miles de nuevos empleos de trabajo y seguir en constante crecimiento.

Volkswagen

Otra de las compañías que busca superar a Tesla es Volkswagen, que tiene como meta ser el mayor fabricante de automóviles eléctricos en un par de años. La tarea no parece sencilla, pero lo cierto es que podrían hacerlo, sobre todo porque lo que planean hacer es darle un salto cualitativo y cuantitativo a sus distintas sedes, y a su vez producir autos que no incrementen su precio de manera tan fuerte. La pandemia por el coronavirus, la actual inflación que enfrenta el mundo y la invasión rusa a Ucrania, los principales obstáculos.

Lee también: ¿Cómo han protestado las ligas deportivas por la violencia armada en Estados Unidos?

Rivian 

Fundada en 2009, Rivian necesita asentarse, y de la mano de Amazon, uno de sus principales accionistas, podría hacerlo. Sin embargo, actualmente atraviesan una situación comprometedora, y sus acciones han caído a unos mínimos históricos. En el último trimestre del 2021, de acuerdo a la National Association of Securities Dealers Automated Quotation (Nasdaq), Rivian perdió 2.400 millones de dólares, lo que después de un prometedor inicio significa que tendrá que volver a reinventarse. Las claves pueden estar en incentivar la inversión, mejorar el producto y acelerar el ritmo en sus entregas, o podría tocar fondo. 

Nissan

No será el mejor momento, pero Nissan planea dar un vuelco y aprovechar toda su experiencia acumulada para crear, junto a su marca Nimo, vehículos eléctricos más deportivos y de alta competencia. Esta fábrica de autos japonesa es también ampliamente reconocida a nivel global, y tiene una fuerte presencia en el viejo continente. Por lo mismo, la realización de autos con sistemas eléctricos y la apuesta por la utilización de una tecnología de último modelo podría dejar a Nissan muy bien ubicada en esta "batalla".

Einride

Finalizamos este listado con una innovadora propuesta que viene desde Suecia. En Einride quieren ser los primeros en diseñar y producir un camión eléctrico que no necesite ser conducido por alguna persona, con versión XL incluida y que serían conducidos por medio de la utilización de un control remoto, como si de una película animada de Disney del siglo XX se tratase. La misma empresa ha manifestado que el no tener una cabina para el conductor logrará abaratar costos y ser bastante competitivo en el mercado en relación a otras compañías que venden camiones. Por medio de la tecnología y la creación de un centro de comandos, Einride quiere adelantarse a todos y en 2023 podrían haber novedades. De momento, habrá que esperar para ver si este proyecto ve la luz.