fbpx

Coronavirus y hepatitis infantil ¿Están relacionadas?

La nueva hepatitis infantil aguda está afectando a menores de diez años en varios países del mundo. Aunque su origen es desconocido, los indicios recientes la vinculan con el COVID-19.

Doctor mostrando un termómetro y de fondo una niña en una cama de hospital

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramírez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: Coronavirus And Childhood Hepatitis Are They Related?

De acuerdo con los datos más recientes de la Organización Mundial de la Salud, entre el 5 de abril y el 26 mayo se ha logrado detectar en más de treinta y tres países cerca de 650 casos de hepatitis infantil aguda.

Este acontecimiento enciende las alarmas en la salud pública pues posiblemente el origen de esta nueva patología en los niños está relacionado con el coronavirus, hipótesis que aún está por determinar. Sin embargo, los últimos hallazgos apuntan a que existe un vinculo entre ambas enfermedades.

Por otro lado, según los indicadores el país con mayores casos de hepatitis infantil aguda es el Reino Unido, donde los reportes ya suman 222.

¿Qué es la hepatitis infantil aguda?

Conocida mediáticamente como la “nueva hepatitis infantil” es una enfermedad que se ha reportado de forma masiva desde el pasado 5 de abril cuando la OMS informó al mundo que en el Reino Unido alrededor de una docena de niños estaban siendo diagnosticados con esa patología. De allí en adelante en otros países han empezado a surgir más reportes que preocupan a las entidades sanitarias.

En definición la hepatitis consiste en una inflamación del hígado por diversas causas, ya sea por una infección por virus o bacterias, por intoxicación debido a las bebidas alcohólicas u otras sustancias o por la reacción del mismo sistema inmunitario. No obstante, cuando esta inflamación se desarrolla en fuertes desniveles se le conoce como hepatitis aguda.

Entre tanto, la nueva enfermedad que está atacando a menores de diez años se ha catalogado de origen desconocido porque sus causas no se relacionan con las variantes A, B, C, D y E. De modo que, confirmar su verdadera procedencia va tomar tiempo.

¿Cómo está la situación en Latinoamérica? 

En América Latina el impacto de la hepatitis infantil aguda ha cobrado fuerza. Hasta el momento ya van seis países confirmados con este nuevo problema de salud pública, entre los que se encuentran: Argentina, Costa Rica, Brasil, México y Puerto Rico. Los dos últimos han reportado dos fallecimientos en menores de cinco años.

Lea también: Salud y migración, una combinación desafiante para América Latina

Mientras tanto, los síntomas que se presentan son diarrea, vomito, fiebre y dolor muscular. Sin embargo, la principal característica de la hepatitis aguda es la ictericia, que se trata de una coloración amarilla en la piel y en los ojos.

¿Qué dicen los estudios de la OMS sobre su relación con el coronavirus?

El programa mundial de la OMS sobre la hepatitis (que está investigando el tema) ha encontrado (hipotéticamente) que existe una relación entre el adenovirus y el SARS-CoV-2. Dos infecciones que posiblemente están actuando en conjunto y, por ende, desarrollando una respuesta anormal en los pacientes.

"La clave en la hipótesis son los vínculos entre el adenovirus y el SARS-CoV-2 y, lo que es más importante, cómo estas dos infecciones pueden estar trabajando juntas como cofactores, ya sea por aumentar la susceptibilidad o crear una respuesta anormal", explicó Philippa Eastbrook, especialista del programa global sobre hepatitis de la OMS en una rueda de prensa el 10 de mayo.

Como la hipótesis presume que el coronavirus es el causante de la enfermedad, se está analizando detenidamente si en el pasado hubo algún contagio de Covid-19, cuya infección haya permanecido en el intestino durante un tiempo y después otra infección por adenovirus haya activado el sistema inmunológico causando la inflamación en el hígado.

Finalmente, aún quedan muchas dudas al respecto, por lo que es un pronto para dar una respuesta clara.