fbpx

Rodolfo Hernández: ¿de dónde salió la fortuna del 'Donald Trump colombiano'?

El candidato que se autoreconoce como independiente a la Presidencia de Colombia, Rodolfo Hernández, es también uno de los hombres más ricos de ese país. En LatinAmerican Post contamos su historia y la forma en la que obtuvo su fortuna.

rodolfo hernandez

Foto: TW-ingrodolfohdez

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Rodolfo Hernández: Where Did The Fortune of The 'Colombian Donald Trump' Come From?

Rodolfo Hernández es uno de los nombres que más se ha escuchado en los últimos días en Colombia, teniendo en cuenta que es el hombre que se disputará la Presidencia del país contra el candidato de izquierda, Gustavo Petro, en la segunda vuelta que se desarrollará el próximo 19 de junio.

El Ingeniero (como se le conoce popularmente), con una propuesta de anticorrupción, quedó en el segundo puesto de la primera vuelta con casi 6 millones de votos, contra los 8,5 millones obtenidos por Petro, quien fue el ganador de la jornada electoral del 29 de mayo.

Sin embargo, en el próximo choque se espera que Hernández reciba un apoyo en masa de los más de 5 millones de personas que apoyaron al candidato del uribismo, Federico Gutiérrez, lo que podría darle la victoria ante el petrismo con más de 11 millones de votos. Por supuesto, hasta el momento, todas las posibles realidades son solo eso: suposiciones de lo que puede o no pasar en el marco electoral colombiano; pero lo cierto es que el Ingeniero tiene un gran potencial de cara a ser el sucesor del actual presidente, Iván Duque Márquez.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Galería: Gustavo Petro y Rodolfo Hernández pasan a segunda vuelta de las elecciones en Colombia

¿El constructor de los pobres?

El santandereano, así ha sido tildado también Rodolfo por propios y extraños, teniendo en cuenta que de la larga lista de candidatos que se presentaron a la campaña presidencial, él es el de mayor edad (77 años), aunque esto no le ha sido impedimento para lograr una gran aceptación, tanto entre los jóvenes como entre los adultos de edad más avanzada.

Nacido en el seno de una familia humilde en el municipio de Piedecuesta, Santander (al nororiente de Colombia), este hombre logró salir de la pobreza gracias a sus estudios de Ingeniería Civil en la Universidad Nacional de ese país, y la creación de su empresa constructora HG. Dicha compañía,  fundada en 1972, le ha derivado en la obtención de una de las más grandes fortunas en toda Colombia.

Según informó Hernández en una entrevista que tuvo con la Revista Semana en diciembre de 2021, su capital asciende a unos 100 millones de dólares, los cuales en su mayoría se han obtenido no solo con los servicios de construcción ofrecidos por su empresa, sino también por las ayudas de financiación ofrecidas a gran parte de Santander.

En los años 90, Colombia vivió una crisis de vivienda conocida como Unidad de Poder Adquisitivo Constante (Upac), que no era otra cosa que el resultado de los elevadísimos costos de las cuotas iniciales en las viviendas, así como la imposibilidad de que muchas personas no pudieran pagar sus cuotas por los 15 largos años que duraba un crédito hipotecario normalmente. Esto, por supuesto, derivó en una larga lista de colombianos, que después de esforzarse mucho se veían hostigados por los altísimos intereses de los bancos hasta que finalmente perdían sus casas.

De hecho, fue tal la crisis financiera que generó esta situación, que terminó evolucionando también en una crisis social debido al suicidio de más de 2 mil personas que, según la Asociación de usuarios del Upac (Anupac), ante la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones crediticias terminaron quitándose la vida.

Ahora bien, lo que para unos es fatal, para otros es una oportunidad inmensa, y Rodolfo Hernández fue uno de esos empresarios que resultó beneficiado de esta crisis inmobiliaria en Colombia. El excalde de Bucaramanga para entonces no era más que un hombre que se ganaba la vida diseñando y vendiendo casas a las personas de escasos recursos de Santander, y fue precisamente bajo esta idea que se le ocurrió otra que le daría aún más dinero: el plan 100.

Esta iniciativa no era otra cosa que la posibilidad de que las personas gestionaran la compra de su casa directamente con la constructora HG de Hernández. De esta forma, sin la intermediación de los bancos, los nuevos propietarios saldarían la deuda de su vivienda en solo 100 cuotas, o lo que es lo mismo, en 6 años y 10 meses.

“En 1994 juré no volver al banco. No porque fuera malo ni bueno, sino porque resolví hacer un plan para cancelar todo y trabajar con capital propio”, añadió en su conversación con Semana; y tal parece que el plan no le resultó para nada mal, pues además de capitalizar con su propio dinero, creó también su propio banco para “los pobres”, como él mismo lo define.

Los gastos de Hernández

No obstante, así como el dinero entra, asimismo debe salir. Hernández es actualmente propietario de otras compañías, afiliadas a la constructora HG, en ciudades como Pasto, Peñol, Bogotá, Medellín, Barranquilla, Villavicencio, Tolú y Bucaramanga; además de varios inmuebles y otras empresas de alimentos, bebidas y tabaco que se encuentran, así como HG, a nombre de su esposa Socorro Oliveros, quien gerencia este increíble emporio nacional.

Esto, por supuesto, le representa además de ganancias, unos gastos altísimos, especialmente en tema de impuestos. Según confesó él mismo, sus responsabilidades con el fisco son de casi 20 millones de pesos diarios, de domingo a domingo. Es decir, en un año, Hernández tributa a Colombia más de 7 mil millones de pesos (casi 2 millones de dólares).

Además, la campaña presidencial le ha resultado en otro gran gasto: de acuerdo con el portal Cuentas Claras, en el que todos los candidatos deben reportar detalle a detalle los ingresos, egresos y demás cifras de dinero dentro de su campaña, Rodolfo Hernández ha gastado más de 3 mil millones de pesos (casi 800 mil dólares), que en su mayoría, según su propia explicación, han salido de su propio bolsillo.

Aún con esto, él dijo hace algunos días en su cuenta de Twitter que en caso de llegar a la Presidencia de Colombia, donará todo su sueldo (más de 265 mil dólares en cuatro años), a los jóvenes de escasos recursos en el país.

De esta forma, el ‘Trump colombiano’, como lo tildan algunos medios internacionales, espera pasar de ser solo rico, a ser poderoso. ¿Lo logrará?