fbpx

Las mayores sorpresas en finales del Roland Garros

A lo largo de los años, cientos de tenistas han dejado muy buenas impresiones durante sus participaciones en el Roland Garros. Acá recordamos seis sorpresas que se dieron en la final

Michael Chang y Jelena Ostapenko

Fotos: Flickr-James Phelps, Flickr-si.robi

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: The Biggest Surprises in Roland Garros Finals

Todo tenista apunta a ganar la mayor cantidad de campeonatos posibles, pero sobre todo alguno de los llamados Grand Slam. Más allá del prestigio que significa competir en el US Open, Australian Open y Wimbledon, el Roland Garros cuenta con una mística incomparable a los ya mencionados y sobre su tierra batida se han vivido grandes sorpresas en sus casi 100 años de actividades. Y es que dicho en otras palabras, se trata de un torneo que está acostumbrado a ver cómo jugadores desconocidos se transforman en leyendas.

París es la ciudad que alberga este magno evento deportivo, donde la arcilla se ha vuelto sagrada para muchos y un reto casi imposible de superar para otros. Por ello, los ojos de miles de fanáticos vuelven a ponerse sobre la capital francesa en este 2022, pues todos esperan que en alguno de sus partidos surja un nuevo prospecto que los sorprenda gratamente. Por supuesto, llegar a la final del Roland Garros no es tarea fácil y ganarle a los favoritos mucho menos.

Para esta ocasión, en LatinAmerican Post hemos querido recordar esas épicas y recordadas hazañas en finales que consagraron o colocaron en el mapa a tenistas de bajo perfil. Nadie hubiese apostado al principio por ellos y al final causaron bastante furor entre los espectadores, dando a entender que hasta en la arena del Roland Garros hay espacio para las sorpresas.

Michael Chang (1989)

Con solo 17 años de edad, Michael Chang llegaba a París como un competidor más. El estadounidense en esa edición de 1989 no era considerado como una promesa de su país, ya que por delante de él estaban sus compatriotas Andre Agassi y Jim Courier. Sin embargo, su torneo fue fenomenal tras eliminar a figuras como Pete Sampras en la segunda ronda y a Ivan Lendl (número 1 en ese entonces) en octavos.

En su camino a la final eliminó a otros prospectos como Ronald Agénor y Andrei Chesnokov. Pero sin duda, el mejor partido en ese Roland Garros lo jugó ante el sueco Stefan Esberg. En ese último duelo ante el número 3 del ranking estuvo abajo dos sets a uno y salvando varios breaks en el cuarto set. Su esfuerzo, y puede que un milagro, lo ayudaron a ganar el duelo por 6-1, 3-6, 4-6, 6-4 y 6-2 y así sorprender al mundo del tenis.

Te recomendamos leer: Candidatos masculinos y femeninos para ganar el abierto de Francia 2022

Monica Seles (1990)

Tras debutar en el circuito femenino con apenas 14 años de edad, la tenista yugoslava estaba dejando muy buenas sensaciones en el deporte. En 1989 llegó por primera vez a una semifinal del Roland Garros, donde le plantó cara a la número 1 Steffi Graf ganándole incluso un set, aunque quedó eliminada. Ese certamen significó el primer gran paso de su naciente carrera.

Ya con 16 años y una experiencia importante, Monica Seles regresó al torneo parisino decidida a conquistarlo. Y qué mejor escenario para empezar su hegemonía sobre la arcilla que enfrentando nuevamente a Graf. El primer set lo levantó de una manera increíble y ya para el segundo certificó la sorpresa que muy pocos esperaban. Al final se impuso 7-6, 6-4 para convertirse en la mujer más joven en ganar un Roland Garros.

Gastón Gaudio (2004)

Un año antes de que comenzara la supremacía de Rafael Nadal en el Roland Garros, el campeonato francés vivió una edición del 2004 para el recuerdo, principalmente para Argentina. Y es que la nación latinoamericana vio cómo cuatro de sus representantes llegaron a los cuartos de final. Sumado a eso, vale mencionar que ese fue el último certamen francés que no vio a los tres mejores tenistas del ranking ATP en semifinales.

Para llegar a la final, Gastón Gaudio ganó los tres sets a Lleyton Hewitt y David Nalbandián en cuartos y semis, respectivamente. En el partido decisivo batalló heroicamente contra su compatriota Guillermo Coria, a quien le remontó dos sets (0-6, 3-6, 6-4, 6-1, 8-6). Este partido fue tan extraño como caótico, lleno de calambres y nervios por ambos lados, pero sin dejar atrás la esencia de lo que es el verdadero tenis de élite.

Stanislas Wawrinka (2015)

El Roland Garros del 2015 es, probablemente, uno de los más recordados de la última década. Rafael Nadal lucía imparable y así lo demostraban sus cinco títulos seguidos sobre la arcilla francesa. Asimismo, en los cuartos de final se colaban 7 de los 8 mejores tenistas del ranking ATP. Justamente, el suizo Stanislas Wawrinka (número 8) dejó boquiabiertos a más de uno con sus actuaciones.

Eliminar con categoría y sin mucho esfuerzo en tres sets a Roger Federer no lo hace cualquiera, y él lo logró en cuartos. Era la primera vez que llegaba a una final en París y tenía enfrente a nada menos que Novak Djokovic, número 1. No obstante, el suizo hizo un partido memorable para remontarle al serbio (4-6, 6-4, 6-3, 6-4) y de esa manera ser el encargado de cortar la racha de Nadal en el Roland Garros con su primer título.

Jelena Ostapenko (2017)

Una de las últimas sorpresas que se vivió en el Roland Garros lo protagonizó la tenista letona. En 2016 y con 19 años logró participar por primera vez en el torneo francés, quedando eliminada en primera ronda ante otra joven promesa como Naomi Osaka. Sin embargo, al año siguiente regresó con más fuerzas y fue la única tenista en llegar a los cuartos de final sin ser preclasificada, despachando a Caroline Wozniacki y a Timea Bacsinszky.

En la final se topó contra Simona Halep, número 3 del ranking y quién ya sabía lo que era jugar esas instancias sobre arcilla. La rumana ganó el primer set y estuvo a nada de repetir en el segundo, pero Jelena recuperó terreno y forzó el tercer y decisivo set. Allí, una vez más, remontó un partido cuesta arriba para ganar 4-6, 6-4, 6-3 y de esa manera marcar un hito en la historia deportiva de su país.