fbpx

El papel de la FAO en la protección de los bosques de Latinoamérica

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ha impulsado proyectos sociales y ambientales para la protección de los bosques

 Un puente de madera se extiende desde el río Amazonas hacia adentro de la selva

Foto: Wikimedia-Jonathan Vélez Giraldo

LatinAmerican Post | Luis Ángel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: The Role Of FAO In The Protection Of Forests In Latin America

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) tiene entre sus funciones la protección de los bosques, su perspectiva va más allá del cuidado ambiental y el mantenimiento como pulmones del mundo. Su importancia se integra de forma dinámica con la disponibilidad de alimentos, agua, energía y otros recursos indispensables para las comunidades que los habitan. Por ello, hacemos una breve revisión de algunas de las acciones más importantes que la FAO promueve para la protección de los bosques de Latinoamérica.

Dendroenergía

Los bosques tienen un profundo misticismo, son parte activa de la cosmovisión de numerosas culturas, además de su papel primordial en el equilibrio ecológico. Sin embargo, también son una fuente de energía vital para millones de personas, el problema es que la pérdida de bosques entre 1990 y 2020 asciende a 178 millones de hectáreas en el mundo, aunque se ha ralentizado, según datos de la FAO. A nivel global, un tercio de la población global (unas 2 400 millones de personas) dependen de los bosques como fuente de energía. ¿De qué forma nos proporcionan energías los bosques? La respuesta está en la dendroenergía que es la utilización de la biomasa de los bosques para transformarla en energía, lo interesante es que puede ser usada desde procesos rudimentarios como el uso en leña, hasta usos industriales de gran alcance y sofisticación.

La incógnita principal ante esto es la sustentabilidad, la dendroenergía lo es siempre y cuando la obtención de la biomasa forestal también lo sea. Uno de los objetivos de la FAO es que el uso de los bosques sea sustentable a través de mecanismos financieros, ecológicos y sociales que se integren para un uso razonado de los recursos. Así, existen áreas de bosques con especies idóneas para usarse como biomasa. Costa Rica con su riqueza forestal ha sido uno de los que mayor avance tiene en el tema, de acuerdo con el Tecnológico de Costa Rica se puede utilizar la madera cruda o procesada en diversos métodos, uno de ellos incluso permite la gasificación de la madera que a su vez sirve como combustible para otras industrias. Ante este escenario, se requiere una cadena productiva que enlace las plantaciones legales con la industria para que haya una integración entre ambos puntos y los procesos intermedios.

Los proyectos prioritarios de la FAO en los bosques latinoamericanos

De acuerdo con la FAO cinco países concentran el 54% de la superficie de bosques en el mundo, de esos cinco uno se encuentra en Latinoamérica: Brasil. El gigante sudamericano posee por sí solo el 12% de los bosques del mundo, por lo que el impacto positivo o negativo en ellos afecta notablemente a toda la región. Por su naturaleza, la FAO enfoca sus esfuerzos en todo lo referente a la alimentación, por lo que sus prioridades en América Latina en cuanto a bosques se refiere están encaminadas a garantizar la seguridad alimentaria. Así, en 2021 la FAO aportó $26.9 millones de dólares del Fondo Verde para el Clima y del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, con esto busca apoyar iniciativas de comunidades para agricultura sostenible y protección de la biodiversidad, entre la que se encuentran los bosques. Mientras mejor salud tengan los ecosistemas, la producción agrícola se verá beneficiada por no tener los efectos nocivos del cambio climático. Como ejemplo, en 2021 en El Salvador la FAO apoyó con la restauración de 3000 ha de bosques, toda la región cuenta con proyectos de esta naturaleza enmarcados dentro de la Comisión Forestal para América Latina y el Caribe (COFLAC).

También puedes leer: Bosques tropicales de Colombia, Brasil, Perú y México: entre la amenaza y la esperanza

Los bosques y sus habitantes milenarios

Además de su flora, fauna, recursos hídricos y energeticos, los bosques son el hogar de millones de personas. América Latina cuenta con 935 millones de hectáreas de bosques, según datos de la FAO, de las cuales 404 millones son habitadas por comunidades indígenas. Esta extensión es equiparable a dos veces el tamaño de México, por lo que es un área de suma importancia. La mayor parte del área habitada por indígenas se encuentra en el Amazonas, 237 millones de hectáreas, lo que representa el 60% de bosques habitados. Las comunidades que desde hace siglos viven ahí han desarrollado su vida en torno al bosque y sus recursos generalmente de forma sustentable, el problema para ellos ha sido la desvastadora tala ilegal que ha deforestado enormes extensiones y ah puesto en riesgo su modo de vida.