fbpx

Guerra en Ucrania ¿Podrán los ucranianos vencer a Rusia?

Expertos coinciden en que para que Ucrania pueda ganarle la guerra a Rusia será clave para ellos contar con apoyo por parte de la comunidad internacional.

Bandera de Ucrania

Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Nicolás Donoso Álvarez

Escucha este artículo


Read in english: War In Ukraine: Will the Ukrainians Be Able To Beat Russia?

A más de dos meses de la invasión de Ucrania por parte de Rusia los combates siguen su curso en distintos puntos del país, ninguna de las dos naciones cede ni quiere ceder y distintos países y organismos internacionales intentan poner punto final a un conflicto que comenzó el pasado 24 de febrero, cuando tropas rusas cruzaron la frontera y decidieron invadir Ucrania. Han sido meses tensos, de ofensiva, de defensiva, de diálogos fallidos y de crisis humanitaria y de Derechos Humanos.

En ese sentido, recientemente el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, señalaba que si Ucrania no había logrado ceder ante la presión rusa había sido precisamente por el apoyo que le habían dado desde Estados Unidos. Y la realidad es que tan lejos de aquella aseveración no estaba; el pasado 14 de febrero, días antes de que el conflicto explotara, desde Washington se informaba respecto a la entrega de 90 toneladas de armamento a Ucrania, una ayuda militar valorada en 200 millones de dólares y que fue aprobada por el presidente estadounidense Joe Biden para "reforzar sus defensas frente a la creciente agresión rusa".

Pero esta fue solo la primera de muchas donaciones, según los datos del Kiel Institute for the World Economy, instituto de investigación económica independiente con sede en Alemania, hasta el mes de abril (publicación del informe) Estados Unidos le había donado a Ucrania 7.600 millones de Euros, repartidos en ayuda humanitaria y militar. En tanto que otras naciones como Polonia ya han donado 963 millones de euros, y gran parte del monto entregado en recursos financieros. Reino Unido, Alemania, Italia, Francia y Suecia son otras de las naciones que han realizado un aporte considerable. 

Los logros militares de Ucrania

Tras destacar la resistencia Ucrania gracias a su coraje pero sobre todo a las donaciones que ha recibido, también se hace necesario hablar de los logros que ha cosechado hasta este momento del conflicto, y los números no mienten. Las cifras entregadas por el portavoz del Comando de Fuerzas Aéreas de Ucrania, Yurii Ihnat, a un mes de la invasión rusa a Ucrania indicaba que habían derribado cien aviones rusos, también que habían destruido "11 objetivos aéreos enemigos". Pero no solo eso, según el Estado Mayor de Ucrania, entre el 24 de febrero y el 14 de abril 19.000 soldados rusos perdieron la vida durante la ofensiva y se habían destrozado 753 tanques, 366 baterías de artillería y 122 lanzacohetes.

También te puede interesar: Estos son los facilitadores para una paz en Ucrania

Otro dato lapidario es el entregado por los servicios de inteligencia británicos, en donde señalan que las Fuerzas Armadas Rusas habrían usado en estos últimos meses a un 65% de sus fuerzas de combate terrestre, y una cuarta parte de esas unidades ya no estarían aptas para la guerra. Para el Kremlin perder un cuarto de su equipo de combate cuando el conflicto continúa su curso puede considerarse un fracaso.

Los datos mostrados anteriormente significan una resistencia ucraniana y una derrota para Rusia, y es que al inicio del conflicto Rusia contaba con 280.000 soldados en activo mientras que Ucrania con poco más de 125.000. Los rusos eran mayoría, pero al parecer Moscú estaría fallando en su intento de invasión al Donbás. Avanzan, pero las pérdidas comienzan a ser significativas y las resienten poco a poco, en mayor o en menor medida.

¿Cuál sería un triunfo para los ucranianos?

Con los antecedentes mencionados, para Ucrania claramente un triunfo podría ser que el conflicto se siga extendiendo y que Rusia se siga desgastando, y más si es que los ucranianos continúan recibiendo apoyos internacionales que lo fortalecen y le permiten estar en una mejor posición para enfrentar al país liderado por Vladimir Putin. Desde Moscú es probable que esperaran que a los pocos días se lograrían quedar con Kiev y establecerse, pero eso ha estado bastante lejos de la realidad.

Sin embargo, la estrategia del desgaste podría ser un arma de doble filo, ya que si bien por un lado podría hartar a Rusia, por el otro ellos podrían reclamar el triunfo argumentando el daño que han ocasionado en zonas estratégicas, y de esa forma conseguiría expandirse en ciertos territorios que siguen siendo dominio de Ucrania. Y ante ese escenario si bien Ucrania ha resistido y ha contado con donaciones, aquello sería insuficiente para superar al ejército del Kremlin, uno de los más poderosos del mundo.

Desde Rusia en más de una oportunidad han dicho que no planean ir más allá del Donbás, una de las regiones que concentra más riquezas sobre todo de recursos naturales y que tiene un significado histórico relevante para la ex Unión Soviética. Y en ese sentido y con el tiempo, quizás para Ucrania no sería descabellado negociar dicho territorio pero recuperar o mantener otras zonas. Al fin y al cabo, la vida a estos dos países se les está pasando de negociación sin éxito en negociación sin éxito, porque siguen sin llegar a grandes acuerdos y esa panorámica no cambiará tan fácilmente.